Y en esta segunda entrega de La Hora del Café, que le proponemos en la Jornada Café Cubano. Cultura, identidad y patrimonio, les proponemos un texto de Onel Pérez Izaguirre.

Licenciado en Psicología General por la Universidad de Oriente, este escritor pertenece al grupo literario Café Bonaparte, miembro de la AHS y tuvo para bien participar en el proyecto La Hora del Café, que organiza el artista Rodolfo Tamayo.

Obtuvo Mención en el Premio Portus Patris, 2015; Gran Premio de los Juegos Flores de Santiago de Cuba, 2015; Segundo Premio del Concurso Viña Joven, 2015. Fue ganador del Premio Nacional Poesía de Primavera en Ciego de Ávila, 2017. Tiene publicado el Plaquett: La Inmesidad del ojo, por Al Dorso (AHS, Santiago de Cuba), 2018 y el poemario Fosa Común, por ediciones Ávila, 2017

Entro al café

sustancia que se rebela y contempla
el texto que existe en mi cuerpo.
Solo el me entiende
asi el aroma inicia el recorrido
donde el miedo aparece.
El café recorre mi cuerpo,
sobre el texto se asoma el sabor
de la sustacia que agoniza
y trata de darme otro equilibrio.
Mi madre me brinda una taza,
se sonrie,
entiende que el café pertenece
a otra parte de mi cuerpo
que no conoce.
No entiende pero sonrie.

Anuncio publicitario