Apegados al Programa de Desarrollo Cafetalero, en el municipio Tercer Frente, de esta provincia, se alistan condiciones para la cosecha del grano correspondiente al actual año.

Yaima Zamora, directora técnica de desarrollo de la Empresa Agroforestal Tercer Frente, informó a la ACN que a pesar de las limitaciones provocadas por el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos prevén el acopio de mil 528 toneladas de café, cifra superior a la cosecha precedente.

Manifestó que se trabaja en la recuperación de la despulpadora, en el mantenimiento y montaje de los silos secadores, en la confección de canastas y bolsos de sacos y en la creación de microalbergues en áreas intricadas para concentrar fuerzas de trabajo en función de la recogida del rublo exportable.

Aseveró que brigadas especializadas y de camineros mejoran los viales hacia zonas de difícil acceso, se perfecciona el programa mular, necesario en el lomerío, para el traslado del cerezo y refuerzan las medidas de seguridad para evitar desvíos.

Según Zamora por la topografía irregular del terreno se realizan estudios para fomentar áreas bajo riego que tributarán a un mejor desarrollo de las plantaciones.

Por su parte, Yosvani Valdés, presidente de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) Protesta de Baraguá, dijo que los mayores picos de maduración tendrán lugar a finales de año y por el comportamiento de las floraciones estiman una excelente campaña.

Señaló que a partir de 2018 las 50.2 hectáreas de la UBPC dinamizaron la producción del aromático grano con la aplicación de la ciencia y la técnica y el asesoramiento de la Estación Experimental Agroforestal.

Valdés precisó que en la siembra basada en los modelos de cooperación conjunta cubano-vietnamita se colocan las posturas en hoyos de 60 por 60 centímetros o de mayor dimensión, se incorporan 10 kilogramos de materia orgánica e intensifican la poda.

Marisol Hernández, productora de la finca San Eduardo, aseguró que los campesinos cubanos apuestan hoy por las técnicas agroecológicas en sus cultivos ante la dificultad de importar insumos y para obtener mayores rendimientos de la tierra.

Explicó que a través de la utilización de la lombricultura con el compost obtenido de restos de comida, hojas, raíces y estiércol descompuesto y el empleo de barreras vivas contribuyen a la salud de los suelos, a la sostenibilidad y al equilibrio del ecosistema.

Hernández reafirmó el compromiso de los caficultores de entregar al Estado todo el café contratado y de ratificar al municipio Tercer Frente como el mayor productor del grano en la nación. En Santiago de Cuba todas las entidades plantean cumplir los acopios de café, y por su tradición y condiciones naturales, la provincia debe encabezar en 2030 el propósito del país de rescatar con 30 mil toneladas su autoabastecimiento.

Tomado de la Agencia Cubana de Noticias

Anuncio publicitario