Para conocer la historia de Cuba y adentrarse en pasajes poco conocidos, el museo provincial Emilio Bacardí aporta un invaluable caudal de cultura.

Entre sus salas y depósitos abriga más de 23 mil reliquias artísticas, arqueológicas e históricas, entre las que destacan las relacionadas con las gestas independentistas cubanas.

A ilustres cubanos como Emilio Bacardí, Elvira Cape, José Boffil Cayol y Federico Pérez Carbó se debe el rescate de piezas tan valiosas como frag y chaleco utilizado por José Martí cuando pronunció los discursos “Con todos y para el bien de todos” y “Los pinos nuevos”.

Allí una representación de la artesanía mambisa, la imprenta del primer periódico independentista editado en el país “El Cubano Libre”, indumentarias, armamentos, municiones y la galería de los Generales de las guerras de 1868, 1895 y 1898.

La historia llevada a la escultura y el lienzo también son apreciados por el público y los especialistas.

Diana Palma, especialista de la institución, comentó que el pintor Luis Hernández Giro, llevó a la plástica hechos como La Protesta de Baraguá, el desembarco de Martí por Playitas, la figura del Héroe Nacional y especialmente, la de Antonio Maceo, el Titán de Bronce.

Próximo a celebrar el aniversario 120 de la fundación del museo, su equipo investiga el valor del patrimonio material y desarrolla actividades con las comunidades.

Hoy, el Emilio Bacardí, es reflejo de la sabiduría y el empeño de ilustres cubanos, que antes y ahora, se comprometieron y comprometen en conservar el patrimonio.

Escrito por Kenia Tabares y publicado en Sierra Maestra