El día que Reinaldo Suárez Delgado, un joven santiaguero de tan sólo 23 años de edad, decidió crear una nueva línea de cremas llamada La Isabella, lo hizo con varios objetivos: primero ser dueño de su propio emprendimiento; y segundo, reflejar el ser santiaguero, y en especial, los sabores que de alguna manera están presentes en la cultura de este lado del país caribeño, en el imaginario y hasta en su propio pasado.  

Desde el inicio tenía clara la idea de reverenciar su pasado porque él, al igual que muchos, fue educado en una familia donde el amor por la aromática bebida comienza desde pequeños, cuando la seducción se hace, en las mañanas, con galletas tostadas y sorbos de café claro, o con leche.

De su línea de cremas La Isabel, sobresale en la primera el sabor a maní como ingrediente principal; en la segunda, es el café la diva; pero ya sueña con una tercera receta donde la cañandonga será la reina.

Pero es justamente la crema con sabor a café la que nos hace llegar hasta este joven emprendedor santiaguero que tomó el simple sorbo de la aromática bebida y lo convirtió en algo más.

“Con mi grupo cercano de amigos, literalmente, me reúno todos los días en algún sitio de la ciudad para tomar café capuchino. De esa costumbre nació la idea de crear una crema que tuviera el sabor del café, la cremosidad propia del capuchino y que además tuviera alcohol, porque en Santiago de Cuba hay una larga tradición al ser la cuna del ron ligero. Pero también muy importante, es que cuando yo era niño, mi madrina me hacía un café con leche y vainilla, que yo recuerdo con gran cariño por ese sabor, y esa crema y espuma que tenía cuando lo bebía y que me encantaba. En mi mente siempre he asociado el sabor del café y la vainilla”.

Cuenta este joven emprendedor que desde el inicio la crema de café la vislumbró como una ganadora, como una bebida capaz de ganar nuevos adeptos cada día.

“Y es por eso que la creé una mezcla de esencias de vainilla, café, y con azúcar parda que es como nos gusta a nosotros endulzar el café, y además que se le sienta bien el sabor al alcohol, porque al santiaguero le gusta las bebidas fuertes, no sólo el café, sino también los cocteles y las cremas. Esta, a diferencia por ejemplo del Rocío de Gallo que es un café al que se le agrega algún tipo de ron, se le siente mucho más fuerte el alcohol, además del propio espesor de una crema, aunque es una bebida fina, destilada, puede ser usada como aperitivo”.

Desde el olor a café, que delata sin dudas el ingrediente estrella, hasta esa singular impresión que deja en la boca, y su cuerpo, hacen única la bebida que, por demás, hereda del aromático grano la necesidad de ser compartida conversando. Esa es otra singularidad de esta crema, que se disfruta más entre amigos.

“Estrené la crema de café con mis amigos. Cuando hago algo nuevo lo pruebo con ellos, en un grupo cerrado, y ahí mismo me compraron varias botellas. Me señalaron que querían que supiera mucho más a café, o sea querían que el sabor fuera más intenso, sabes que esta bebida en Cuba se consume fuerte por tradición”.

El nombre de la línea de crema La Isabela hace una franca alusión a ese famoso y emblemático cafetal La Isabelica, en la cordillera de La Gran Piedra, lugar de leyendas vinculado al cultivo y procesamiento del café siglos atrás en Santiago de Cuba. Pero también esa denominación que defiende el joven emprendedor tiene un significado más profundo.

“Ese nombre es para mí como un faro de espiritualidad. Mi tatarabuela se llamaba así, y siempre su recuerdo ha existido en mi familia. Su historia, junto a la de los cafetales franceses me vinieron al mismo tiempo y me dije, ese nombre está perfecto”.

La crema de café está maridada con vainilla, la de maní se acompaña de canela. Sin embargo, el joven Reinaldo tiene en mente una nueva receta donde el ingrediente principal será la cañandonga.

“Por poseer varias propiedades medicinales, la historia vincula la cañandonga con los piratas, pero también es un fruto que en batido, con leche, tiene un sabor achocolatado, entonces se me hace atractivo hacer una nueva crema donde este sea el sabor e ingrediente principal. Actualmente estoy desarrollando esta receta a partir de la búsqueda del mejor maridaje”.

A Reinaldo se le puede localizar en Facebook y también a través del móvil +53 51128316.

Anuncio publicitario