Con casi siete años de creada, la santiaguera Casa Dranguet (sede del Centro de Interpretación y Divulgación de la Cultura del Café) destaca en Cuba en la promoción y puesta en valor de la cultura del aromático grano, pero desde una visión múltiple.

A decir de Lianet Godínez, especialista principal de la institución –perteneciente a la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba–, Casa Dranguet es un centro cultural de amplio espectro en cuanto a las actividades que desarrolla.

“Contamos con numerosos espacios. Tenemos la sala de exposición permanente que incluye varios espacios y objetos que reflejan la cultura del café en el mundo y especialmente en Santiago de Cuba, y puede ser desde la vida cotidiana, el proceso de torrefacción, entre otras aristas, y todo ello para ver cómo se ha ido incorporando dicho acervo como elemento de identidad cultural hasta la actualidad”.

En Santiago de Cuba, por ejemplo, la cultura del café ha devenido como elemento importante de hospitalidad que dignifica también al ser santiaguero, según refiere Godínez.

Del discurso interpretativo de la Casa Dranguet, además del guión museológico y museográfico de la sala de exposición permanente, también forman parte el patio Dranguet, con su intensa vida cultural, otro local para muestras transitorias, y una pequeña aula donde se imparten clases, conferencias, talleres, de diferentes tipos.

“En el Patio Dranguet tenemos el espacio de degustación, con la gastronomía cultural, y vendría siendo el corazón de la institución pues es escenario de la mayor parte de las actividades culturales que desarrollamos, como exposiciones de artes plásticas, otras vinculadas con la música. Por mencionar sólo un ejemplo, tenemos Trova Club los sábados en la noche, oportunidad para descargar con los juglares que por tradición es un tipo de arte que se acompaña de café y ron, y que forma parte, además, del ser santiaguero. Es que el café justamente es una bebida que se comparte mejor en compañía”.

El Centro de Información y Documentación, otra de las áreas de la Casa Dranguet, es de suma importancia para aquellos investigadores ávidos de documentos, revistas, libros, etc., digitales o no, que sirvan para sus incursiones científicas.

“Aquí recopilamos información vinculada a la cultura del café, a la huella de la presencia francesa en Cuba, a la esclavitud, y de manera general con otras aristas de la cultura santiaguera y cubana. Ese cúmulo de información nos hace ser objeto de visita de investigadores locales y también de otras naciones y provincias cubanas”, asegura Lianet.

Tanto en los diferentes espacios físicos de la Casa Dranguet como en los ámbitos en internet, esta institución desarrolla actividades que conecten con las personas. Una de las más importantes es la promoción de la cultura relacionada con el aromático cerezo, desde diversas aristas, en la Jornada Café Cubano: cultural identidad y patrimonio.

Anuncio publicitario