Uno de los emprendimientos distintivos de la occidental ciudad de Matanzas es la Galería-Café Por Amor al Arte, ideada por la pareja de jóvenes arquitectos Wendy Pérez y Rubier Bernabeu, que abrió sus puertas en 2019 durante la Feria del Libro de ese año.

Explica Pérez que ambos trabajaban en la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos del Centro Provincial de Patrimonio Cultural cuando comenzó a gestarse el proyecto de rehabilitación urbana del Paseo de Narváez y conocían que el lugar donde actualmente se ubica el café se iba a destinar a guardar los carros de recogida de basura.

“Con nuestra visión de la arquitectura y el diseño, decidimos emprender en este espacio para exponer nuestro trabajo personal y el de otros artistas que no encuentran dónde hacerlo”, apunta la joven.

Según aclara, primero querían inaugurar solamente una galería de arte, pero las autoridades que acompañaron el proceso de rehabilitación y aprobaron el proyecto pusieron como condición que cada espacio del Paseo de Narváez estuviera vinculado con la especialidad de las personas que laboraban allí y, además, se brindaran servicios gastronómicos.

“Para nosotros fue un gran reto emprender un negocio relacionado con el café en un país con fuerte tradición cafetalera. Tuvimos que documentarnos y estudiar mucho, auxiliarnos de libros de cocina, de recetas que encontramos en Internet. Nos acercarnos a algunas personas conocedoras del tema”, detalla.

Advierte la emprendedora que eran pocas las referencias acerca de lugares que brindaran servicios exclusivamente analcohólicos dedicados al café. Apunta que, “por una cuestión básica de respeto al oficio”, tuvieron que aprender las diferentes formas de preparar un café para después enseñárselas a las muchachas que trabajan en la galería-café y, a su vez, ellas capacitaran a otras personas.

Espacio de disfrute

Aunque partieron del total empirismo, hoy muestran con orgullo recetas enriquecidas a partir de las originales, muy demandadas por quienes visitan la instalación cultural.

“El café Frappuccino, que se elabora con batido de café, leche, hielo y crema, pudiera decirse que es la especialidad de la casa porque es el que más consumen. Aunque la receta se encuentra en Internet, la nuestra tiene un toque especial”, señala.

Respecto a la bebida que lleva el nombre del lugar, Pérez destaca que constituye uno de los sellos del emprendimiento. “Es una mezcla de sirope de chocolate, leche condensada, café capuchino y crema de leche”.

De lunes a jueves, entre las 9:00 de la mañana y las 9:00 de la noche, y los fines de semana hasta las 12 de la noche, abre sus puertas este espacio muy frecuentado por estudiantes de Medicina, de la Escuela Profesional de Arte de Matanzas, radicada en la calle Narváez, y por personas que realizan reuniones de trabajo en el horario matutino.

También es común encontrar allí a Rochy Ameneiro, conocida cantante y activista por la no violencia hacia las mujeres y las niñas, acompañada del director de teatro Rubén Darío Salazar, así como a numerosos artistas de la plástica del territorio.

Este sitio de arte y cultura obtuvo la primera mención en la categoría de diseño interior en el XII Salón Nacional de Arquitectura y Urbanismo, en 2019.

Cada detalle fue concebido por la pareja de arquitectos fundadores, desde el mobiliario, las luces hasta la presentación de las bebidas. Las mesas cuentan con tomacorrientes para que la clientela cargue sus móviles. Asimismo, al alcance de la mano se encuentran libros que se pueden hojear.

Enfocados en el arte y la comunidad

Pérez y Bernabeu están asociados a la Oficina Nacional de Diseño. Además, él es un artista independiente que comercializa sus obras a través de Génesis Galerías de Arte, del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

En 2017 participaron en Zona Franca, una de las exposiciones colectivas de la Bienal de La Habana. En 2019, formaron parte del proyecto matancero Ríos intermitentes y, este 2022, volvieron a sumarse con la instalación Equilátero, emplazada en el Malecón del Paseo de Narvaéz y que busca la conexión entre arquitectura, diseño y artes visuales.

Acerca de su apoyo a artistas y a iniciativas culturales matanceras, los creadores citan la inauguración, en la galería-café, de la exposición Los títeres del mundo, de Teatro Las Estaciones, durante el 14 Festitaller Internacional de Títeres de Matanzas.

“Realizamos descuentos especiales para los artistas que participaron en el Festitim y se creó un café especial con ese nombre para el evento”, resalta Pérez.

Además, presentaron la exposición Descargas, integrada por 28 piezas de 26 artistas matanceros que colaboraron con la iniciativa Por Amor al Arte y la muestra Intrépidos labios, de fotografías eróticas de la naturaleza con la firma de Ernesto Millán.

Aunque aseguran estar satisfechos con lo logrado, reconocen que aún les queda mucho por hacer. En tal sentido, destacan que en estos tres años adquirieron conocimientos sobre economía y otras disciplinas útiles para un emprendedor. Recientemente, formaron parte de un taller de capacitación sobre el tema de los nuevos actores económicos.

En la actualidad, los jóvenes tienen el sueño de convertir su galería-café en un proyecto de desarrollo local enfocado en la atención a la comunidad de pescadores aledaña al río San Juan y al Paseo de Narváez. (2022)

Tomado de IPS