Al café de Cuba, rico en tradiciones, aroma y sabor, le nació un nuevo representante que lleva por nombre Prodigio, y es una síntesis de las propiedades estimulantes del grano y los valores saludables de la moringa.

El producto, un desarrollo conjunto de la Empresa de Torrefacción y Comercialización de Café, Cubacafé, y el Centro de Investigaciones de Plantas Proteicas y Productos bionaturales Sierra Maestra, tuvo su estreno en el contexto de la Feria Alimentos Cuba 2.0.

Es un preparado gustoso y saludable, cuya novedad radica en la mezcla de granos selectos de arábica con raquis de moringa, combinación que logra una bebida fuerte y aromática donde se reúnen las propiedades nutritivas y terapéuticas de la moringa, y el poder altamente estimulante del café.

En la presentación, donde estuvieron directivos de la empresa, investigadores del Centro y personal que participó en la creación de Prodigio, la doctora Concepción Campa, investigadora titular de la Academia de Ciencias de Cuba, se mostró muy satisfecha por este logro.

Es un desarrollo que fluyó felizmente, sostuvo, y resaltó la importancia del uso del raquis, pequeño tallo donde se sujetan las hojas de la moringa, que si bien es empleado en otras culturas en la fabricación de té, en la nación caribeña aún no tenía un uso industrial.

Prodigio permite disfrutar de un buen café cubano con los beneficios de su asociación con la planta proteica, significó, y enumeró algunos como su capacidad para quemar la grasa, mejorar el rendimiento físico, potenciar la memoria, bajar el riesgo de sufrir diabetes, gota, infartos, cáncer de piel y enfermedades neurodegenerativas y reumáticas.

El nuevo producto tiene un toque suavemente picante, pero de acuerdo con los presentes en la degustación es una bebida deliciosa.

Para su elaboración, según explicaron, fue necesario probar en el laboratorio diferentes mezclas de café y raquis de moringa de distintos diámetros, hasta obtener la combinación ideal entre un café 100 por ciento arábica y raquis de moringa de un milímetro, porque tenía mejor color y buen aroma.

El resultado, enfatizó Concepción Campa, reúne lo mejor del café y la planta proteica, dando lugar a una bebida más saludable. “Tenemos mucha ilusión con esta combinación, es un maridaje muy feliz con un sabor muy agradable”, concluyó.

Tomado de Prensa Latina