Con una larga experiencia, CUBACAFÉ, la Empresa de Torrefacción y Comercialización de Café, defiende la tradición de serlos maestros del tueste cubano.

La empresa tiene la misión de garantizar la producción y el suministro de café torre facccionado con destino a la población, organismos, el mercado interno en divisa, moneda nacional y la exportación.

Varias son las marcas y todas tienen su fuente de inspiración. Guantanamera, dicen, es un homenaje a las mujeres de Guantánamo, al oriente de Cuba; Serrano Selecto, es un reconocimiento a los cafés cubanos de montaña; mientras que el Turquino Montañés,  una opción económica, es una mezcla de granos cultivados en montaña, con sabor refinado, delicado en aroma y sabor sutil.

Otras marcas como Arriero y Regil tienen también sus sellos característicos y forman parte de una familia, a la que se le incorporará Prodigio, ciento por ciento de granos de Arábica, enriquecidos con notas de moringa, para combinar sabor y salud, y que se lanzará este año en la Feria Internacional de Alimentos a desarrollarse en mayo en el recinto ferial de Pabexpo.

Como parte de la diversificación, en los últimos años la cartera de productos se ha multiplicado, con la aparición da marcas bajo licencia de la empresa mixta comercializadora y exportadora de puros cubanos, Habanos S.A. Surgieron así Cohíba Atmosphere, quee voca la famosa marca de tabacos Cohíba, y Montecristo De leggend, que se ha convertido en una leyenda.

De acuerdo María Isabel Rivera Santos, directora de mercado, de esas marcas, seis fueron escogidas para la exportación por su prestigio y reconocimiento nacional e internacional; Cohíba Atmosphere, Montecristo Deleggend, Serrano Selecto, Turquino Montañés, Guantanamera y Arriero.

Entre las potencialidades del café tostado molido y en grano producido por  CUBACAFÉ, Rivera Santos mencionó su alta calidad, sus cualidad es organolépticas excepcionales, la combinación de aromas, sabor, cuerpo y acidez, que les permite a las marcas competir en el mercado nacional e internacional.

Envasadas en diferentes formatos, 125, 250,  500 y 1000 gramos, en la actualidad el café cubano se exporta a varios países de la Unión Europea y se incursiona en el mercado árabe y euroasiático, destacó la directora comercial.

Las exportaciones las realizan las empresas cubanas Comercia Caribex y Cubaexport.

Entre las fortalezas del café cubano se encuentran los desvelos por mantener la calidad de sus producciones e incrementar las ventas destinadas al mercado interno y la exportación. Para ello, las industrias tienen implementado y certificado un sistema de gestión de la calidad a partir de las normas cubanas homologadas con las normativas internacionales y cuentan con laboratorios que verifican los requisitos técnicos, tanto organolépticos como de envase, de manera que respondan a las rigurosas exigencias  de los mercados.

A su vez, en las fábricas se proyectan diversas acciones como parte de un proceso de mejora continua que tributen a elevar cada vez más los estándares de calidad del café que lleva el sello de Café  Cubano.

Tomado de Opciones