Las ciudades de Gibara y Sagua La Grande en la región oriental y central de Cuba, respectivamente, impactan con fuerza en los visitantes extranjeros por su condición de patrimoniales, reporta Prensa Latina.

Ambas villas cuentan con amplia tradición cultural e histórica, y fueron incluidas por especialistas de este país en la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de la isla.

El anuncio fue hecho este mes (y replicados el miércoles por voceros) en la Reunión Ordinaria 2022 de la Red de Oficinas del Historiador y Conservador de las Ciudades Patrimoniales, que tuvo por sede el Centro de Convenciones Santa Cecilia en Camagüey (provincia también oriental).

Sagua La Grande, situada al norte de Villa Clara, sorprende con la diversidad de sus atractivos, que incluyen opciones de cultura, naturaleza y playas. La ciudad resulta escala de los numerosos circuitos turísticos que se promueven en la Mayor de las Antillas.

Plantaciones azucareras, cultivo de tabaco y árboles maderables figuraban entre las actividades económicas que impulsaron la vida en la región.

Todas estas bondades y la conservación de la villa le permitieron a las autoridades declarar su Centro Histórico como Monumento Nacional en 2011.

Por su parte, Gibara se encuentra a 33 kilómetros de la ciudad de Holguín, y combina paisajes naturales y urbanos, mientras su centro histórico fue declarado Monumento Nacional en 2004.

Con ambas inclusiones en la lista mencionada, suman 14 los asentamientos urbanos que integran la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba.

En esa relación también aparecen Baracoa, Santiago de Cuba, Bayamo, Camagüey, Sancti Spíritus, Trinidad, Remedios, Cienfuegos, Matanzas, Guanabacoa, La Habana y Viñales.

El turismo cultural e histórico tiene gran fuerza en este archipiélago por la variedad y la perfecta conservación de esas urbes, rodeadas de encantos de naturaleza.

Tomado de Travel Trade Caribbean