Valiosas piezas de arte muestra a los visitantes el Museo Emilio Bacardí, fundado en esta ciudad hace 123, como es la pintura La Confronta de billetes, llamada también La lista de la lotería, del artista santiaguero José Joaquín Tejada.

Realizada en 1893 con la técnica óleo sobre lienzo, refleja una típica calle de Barcelona, España, con un sector de la población desfavorecido que busca  superar sus necesidades más apremiantes mediante el premio de la lotería, según descripciones de la excepcional obra en la historia de la plástica en Cuba.

Con un tamaño de 295 x 193 centímetros, cubre prácticamente una pared de la sala de arte de la institución cultural, fundada por el patriota, intelectual y alcalde Emilio Bacardí y que tuvo antes tres sedes debido al crecimiento de los exponentes por la incansable gestión dentro y fuera del país de Bacardí y la contribución de personalidades en la Isla.

José Martí tuvo la oportunidad de apreciar esa pintura en una exposición en la ciudad de Nueva York, en 1894 y en su crítica calificó a José Joaquín Tejada como “el pintor nuevo de Cuba”, al reflejar a la clase pobre o de escasos recursos, al tiempo que le auguró éxitos como artista.

De este último se exhiben en el centenario museo otras obras como Callejón del Guayo, Autorretrato, Río Contramaestre, Mujer sentada y Frutas.

La sala de arte atesora 84 pinturas de connotados creadores como el propio Bacardí, Germán Michaelsen, Félix Tejada, José Bofill Cayol, Wifredo Lam, Teodoro Ramos, René Portocarrero, Amelia Peláez, Guillermo Collazo, Mario Sancti y muchos otros más cercanos en el tiempo, todos con un valioso aporte a los artes plásticas en Cuba.

En ocasión del cumpleaños 123 del museo, sus especialistas desarrollaron una jornada con rutas virtuales en el sitio digital del Centro Provincial de Patrimonio Cultural, la muestra del mes y un matutino especial, según dijo a la Agencia Cubana de Noticias la museóloga Nayla Pérez.

La primera sede estuvo en la calle Santo Tomás (1899-1900), la segunda en San Francisco (1900-1903) y la tercera en Enramadas (1903-1927), siendo la última y definitiva la edificación de Aguilera y Carnicería, con una impresionante fachada que recrea los antiguos palacios romanos, de la autoría del arquitecto e ingeniero Carlos Segrera Fernández.

Escrito por Marlene Montoya