La Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba se prepara para celebrar los 500 años del otorgamiento del título de Ciudad a esta urbe caribeña.

Este año 2022 será de muchos festejos gracias al trabajo y esfuerzo de todos. Al respecto precisó el Arquitecto Omar López, Director de la Oficina del Conservador: «El pueblo santiaguero, el sentimiento de todos somos parte, porque el que cuida una tachada, la de su casa, el que pone una flor bonita en una jardinera en un lugar, el que pone una bandera cubana en la ventana está contribuyendo precisamente a esa intención y por lo tanto hay que verlo en esa gran unidad. La unidad del deseo de todos los santiagueros de tener una ciudad mejor, más bonita, más organizada, una ciudad cono nos han pedido tantas veces de que sea muy disciplinada y bella, entonces esa conceptualización que pasa por atributos que tiene la ciudad y que tenemos que pulir, que trabajamos en eso porque tenemos una ciudad extraordinaria, i a ciudad mirador, una ciudad puerto».

El aniversario 500 de la entrega del título de Ciudad tendrá una gran significación para el pueblo santiaguero: «A veces las personas confunden y dicen, pero ya celebramos el aniversario 500, y sí celebramos los 500 años de la Villa de Santiago de Cuba, pero en 1522 se le otorgó a la Iglesia parroquial la condición de Catedral y alas Villas se le entrega la condición de Ciudad, entonces ese es in elemento importante y que en este año tenemos que celebrar, y nuestra ciudad siempre está presta para este tipo de celebraciones porque el santiaguero vive orgulloso de su ciudad, de su historia, de su cultura, de sus tradiciones, por eso yo creo que es importante decir que el pueblo santiaguero es el protagonista principal de todo esto que festejaremos este año».

Santiago de Cuba se alista para celebrar el aniversario 500 de la entrega del título de Ciudad y para ello cuenta con el apoyo de la Oficina del Conservador de la urbe, un orgullo para todos los santiagueros.

Escrito por Darianne Díaz Sánchez y publicado en Radio Mambí