La llegada de los 63 años del triunfo de la Revolución cubana, el próximo 1 de enero, es motivo de celebración en el territorio santiaguero, sitio desde donde se proclamó al mundo la victoria del Ejército Rebelde en el primer día de 1959.

En ocasión del advenimiento de la fecha los hombres y mujeres del indómito terruño suroriental se empeñan en dar impulso a los principales planes de la economía y fortalecer las conquistas sociales en ámbitos como la salud y la educación.

En un año de complejidades sanitarias y económicas el pueblo santiaguero ha sobrellevado la carga que implicó el azote de la pandemia de COVID-19, y el recrudecimiento del bloqueo.

No obstante no menguaron los modos de hacer y vencer, demostrado, por ejemplo, en los resultados del enfrentamiento a la pandemia.

En estos días finales del año 2021 se realizan diversas acciones para engalanar las principales ciudades, entre otras acciones constructivas para dar más belleza a la tierra donde se proclamó la victoria de la Revolución.

Pintura de fachadas, asfalto de calles, remozamiento de sitios públicos son, entre otras, las labores a las que se le da un impulso, protagonizadas muchas de ellas, en lo fundamental en el municipio cabecera, por la Oficina del Conservador de la Ciudad.

Junto con ello se organizan festejos culturales, recreativos, gastronómicos y ferias para la comercialización de productos agropecuarios a fin de facilitarle a la familia santiaguera surtidos para las cenas tradicionales por la fecha.

Igual se engalana el centro histórico de la ciudad, el sitio donde se ubica el antiguo Ayuntamiento, desde cuyo balcón Fidel anunció el triunfo de enero de 1959.

En ese entorno, el 31 de diciembre, tendrá lugar la Fiesta a la Bandera, otra tradición patriótica y cultural de una tierra que a 63 años de la Revolución sigue siendo heroica, rebelde y hospitalaria.

Escrito por Betty Beatón Ruíz y publicado en Trabajadores

Anuncio publicitario