Caminar por las calles del centro histórico de la ciudad de Santiago de Cuba siempre ha sido motivo de orgullo para sus habitantes, a la vez que todo un espectáculo para los que las recorren por primera vez.

Sus arterias serpenteantes, callejones estrechos, escalinatas y las famosas “lomas” que la conforman dan paso también, a avenidas y paseos que la circundan y comunican diferentes puntos de la ciudad que fue creciendo con el paso de los años.

Pero la magia de esta urbe centenaria se nutre también de su historia muy vinculada a la bravura de su gente y las luchas libertarias, que le han valido varios títulos honoríficos entre los que destaca el de Héroe de la República de Cuba.

Por todos esos atributos en diferentes momentos del año se dedican esfuerzos y recursos para preservar y embellecer los valores que la distinguen.

En este mes de diciembre, son muchas las acciones que realizan a pesar de las circunstancias que imponen la pandemia y la crisis económica que de ella se deriva en Cuba y el mundo.

Entre las obras que se acometen se encuentran la reanimación de arterias principales como Enramadas, Aguilera, Garzón, Heredia, y las avenidas Martí, Patria y Michelson con todos sus alrededores.

Una intervención de alto valor por su significado se realiza en la conocida Plaza de Marte. Barriadas como Los Cangrejitos y El Tivolí también han sido beneficiadas con labores constructivas y de remozamiento.

Mantener lo hecho en los últimos años y regalarle nuevos colores a la añeja Santiago, constituye un retos que al decir de las autoridades del territorio solo es posible con el apoyo y protagonismo del pueblo.

Escrito por Yulia Nela González y publicado en TV Santiago

Anuncio publicitario