El restaurante privado Terrazas La Caridad, líder en la ciudad de Santiago de Cuba en la promoción de los valores de la cultura del café y que recientemente obtuvo la categoría de Turismo Higiénico y Seguro,reabre sus puertas en la temporada alta de visitantes al país con la novedad de ser ahora, además,promotor de los productos y servicios de la Empresa Procesadora de Café Rolando Ayub, conocida en el mercado como LIDECA.

Esta es una organización especializada en el beneficio y procesamiento del café y es responsable del movimiento de más del 65 por ciento del grano de todo el país, específicamente el que se obtiene en las provincias de Granma y Santiago de Cuba.

“La idea de asociarnos a Terrazas La Caridad es promocionar nuestro café”, aseguró Iván Pérez Castañeda, director de desarrollo y negocio de LIDECA, y agregó que “porque nosotros estamos en vista de lograr la facultad exportadora de nuestro café, por tanto necesitamos mostrarlo a los turistas, empresarios… que vienen, para luego de que nos den la facultad exportadora, tener clientes potenciales porque la cantera de productos para la exportación necesita la concurrencia de los clientes potenciales para la exportación”.

Terrazas La Caridad es el primer vínculo que establecen en este sentido.

A decir del señor Carlos Court, dueño de este emprendimiento privado: “lo más importante de esta asociación con LIDECA es que ellos comercializan un café obtenido de forma tradicional, y nosotros que promocionamos el café como un producto cubano, y lo hacemos de forma tradicional, pues es evidente que esta es una relación de beneficio mutuo y muy interesante para nosotros como Trabajadores por Cuenta Propia”.

“Ahora, con este vínculo con LIDECA, primero podemos promocionar sus productos, y utilizaremos su café como materia prima fundamental. A la vez, nos representa un reto pues debemos aprender más sobre el grano que ellos obtienen, y la forma en que lo procesan”, asegura Carlos.

Terrazas La Caridad es un famoso emprendimiento en la ciudad de Santiago de Cuba porque no se centra en vender un servicio gastronómico, sino que comercializa la posibilidad de sentir y disfrutar una experiencia cultural genuina basada en las profundas raíces de esta urbe.

Dicho en otras palabras, comercializa, entre otros, el producto Pasión por el café, la experiencia del ritual del café amenizado con música, bailes, comentarios, y la posibilidad de interactuar con el pilón, la forma tradicional de preparar el famoso brebaje…