El bizcocho de café es uno de esos postres tradicionales identificados por ser deliciosos y sencillos de preparar; aporta un agradable sabor a café, capaz de alegrar el día de las personas con tan sólo probarlo. Además de su sabor y aroma, también tiene una textura suave y agradable, perfecta para las personas que deseen comerlo durante el desayuno o meriendas. Sobre todo para aquellas personas que tienen preferencias por esta deliciosa bebida.

A pesar de ser una bebida estimulante, el café también contiene propiedades nutricionales que pueden beneficiar  significativamente a sus consumidores. Entre las más importantes se encuentra su alto valor de vitamina B2, potasio, calcio, fósforo, hierro y antioxidantes.

Estas propiedades pueden ayudar a mejorar la salud de las personas, previniendo algunas enfermedades como el parkinson, el alzheimer y la diabetes. De igual manera, el consumo constante del café puede beneficiar a la vista, la memoria y el corazón.

Ingredientes:

250 gramos de harina de trigo

150 gramos de azúcar

Tres huevos grandes

150 gramos de mantequilla

150 ml de café

10 gramos de levadura

Una pizca de sal

Licor al gusto

Cómo preparar bizcocho de café:

  1. Antes de comenzar a preparar los ingredientes se deberá precalentar el horno a una temperatura de 180° centígrados.
  2. Utilizar un bol que tenga capacidad para realizar el batido; verter los huevos junto con el azúcar y batir hasta que se hayan unificado correctamente.
  3. Del mismo modo, agregar una pizca de sal y una pequeña cantidad de licor. El licor puede ser ron, anís, y otros, pero es opcional.
  4. Seguidamente se incorporará la mantequilla a una temperatura ambiente y el café con leche a la preparación, mezclando hasta obtener una consistencia uniforme.
  5. Una vez listo, incorporar la harina y la levadura previamente tamizadas, uniendo todo suave y constantemente.
  6. En un molde para hornear, engrasar con un poco de mantequilla y espolvorear harina de trigo para que la mezcla no se pegue al mismo.
  7. Ya preparado el molde, se verterá la mezcla en éste y se llevará al horno previamente calentado.
  8. Para comprobar el estado de cocción se deberá utilizar un palillo, estando atento a que no se quede pegada la mezcla.
  9. Una vez listo, sacar del horno y dejar reposar durante al menos tres horas.
  10. Finalmente, antes de servir el bizcocho de café se recomienda espolvorear un poco de azúcar glas en el exterior.

Tomado de Ok Diario