Yosvany Díaz Martínez: Guane, Pinar del Río. Es asesor literario, repentista, escritor y humorista. Obtuvo Premio en el Festival Provincial de Tradiciones Campesinas, Mejor Cuentero, 2001, 2005, 2007; en el Festival Internacional de Poesía de Caracas, 2014 y 2015; en la Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVEN), 2014 y 2015. Participó en el Evento Décima al Filo, 2018 y 2019; al igual que en la Cruzada Literaria Nacional de Camagüey, 2017, 2018, 2019 y 2020. Tiene un Taller sobre improvisación. Publicó Décimas para reír y cantar, por ediciones El Abra, 2020.

El café de cada día

1
Es molido, tueste oscuro,
mezclado, su marca es: HOLA
y su consumo enarbola
la incógnita del futuro.
Siempre su arribo seguro
Tiene en vigilia la entrega,
aunque se demora, llega
-a principio o fin de mes-
pasa el carro y gritan:-¡Es
El café de la bodega!-.
2
Las preguntas consecuentes
Pueblan la diaria existencia,
Pues no se tiene conciencia
De todos sus ingredientes.
Café y chícharo, las fuentes
Principales del compuesto,
Más de un cubano dispuesto
A catar, brinda su ayuda,
Pero al final, a la duda
Tiene que dejarle el puesto.
3
Ya pasó un mes que a Cipriano
Le explotó la cafetera
Y se pasó una hora entera
Escurriendo desde el guano.
Visitan al veterano,
Que es un guajiro sin tacha,
Y él dice noble: – Muchacha,
Tremenda composición,
Pues después de la explosión,
No queda una cucaracha-.
4
Luisito, que usa una franja
De tela sobre la frente,
Afirma que un componente
Es semilla de naranja.
Su primo, que vive en Zanja,
Le desmiente el desatino
Y lo acusa de ladino,
De chismoso y lengua suave,
Porque eso si no lo sabe
Curandero ni adivino.
5
Usa para colar, Nina,
Cafetera artesanal,
Que se va portando mal
En su acción en la cocina.
Dice que echa una resina
Y va provocando el fallo,
Por eso le dijo a Yayo:
– Vete a la casa sin bulla
Y lleva una buena pulla
Para destupirme el guayo.
6
La vecina Maricela
Con su bondad atestigua:
– Mejor lo cuelo a la antigua
Con un colador de tela.
La borra, en una cazuela,
La pongo al sol a secar,
Después, la vuelvo a mezclar
Con el polvo del paquete
Y sin apuro y sin brete,
Lo pongo todo a colar -.
7
En eso pregunta Rita,
Con el tono preocupado:
– Oigan, el café mezclado,
Tiene de café CUBITA?-.
La ira Juan y se agita
De la cabeza a los pies
Y le comentaba Inés:
– Yo sé que lo necesito,
Pero tiene un «amarguito»,
Que no sé de lo que es-.
8
Abundan las opiniones,
Los reclamos, las protestas,
Son parciales las respuestas,
Dudosas las conclusiones;
Más, queda en las tradiciones
El néctar recién colado
Con azúcar endulzado…
Y la propuesta oportuna…
!Por favor!, Háganle una
Estatua al café mezclado.