La cadena hotelera Islazul en la provincia de Santiago de Cuba comercializa ofertas para el verano en hoteles de ciudad, naturaleza y sol y playa en tres puntos de venta para la reservación de los clientes.

César Garrido Chatéz, comercial de esa entidad, puntualizó a la prensa que las cinco instalaciones abiertas ahora son Gran Piedra, Las Américas, Costa Morena, San Juan y Balcón del Caribe.

Aproximadamente 250 habitaciones están a disposición del mercado interno y el sector empresarial, cantidad que se ampliará respondiendo al criterio de la demanda, precisó.

A esa apertura, dijo, le antecedió un proceso de capacitación de los trabajadores sobre las medidas higiénico-sanitarias a cumplir con responsabilidad durante la etapa de recuperación pos-COVID-19.
Se trata, insistió, de garantizar la salud y seguridad de los clientes con los protocolos aprobados por Salud Pública y el Ministerio del Turismo, y en todos los hoteles existe la voluntad de que los clientes se lleven las mejores experiencias en medio de estas condiciones.

La hospitalidad, la restauración realizada y pinceladas en el área de recreación permitirán el disfrute de los que se alojen en Islazul, aseguró.

Garrido Chatéz puntualizó que se preparan ofertas especiales con descuentos para parejas que se unan en matrimonio, al segmento de la llamada tercera edad, estudiantes universitarios y trabajadores de la salud.

Además del servicio de alojamiento, Islazul ofrece excursiones.

Los puntos de venta habilitados son el hotel Las Américas, de la propia cadena, y de los receptivos nacionales Cubatur y Cubanacán.

Santiago de Cuba entró hoy junto con casi todo el país, excepto La Habana y Matanzas, en la segunda fase de la etapa recuperativa pos-COVID-19, que contempla el reinicio de las operaciones con turismo internacional en la cayería norte cubana.

Escrito por Marlene Montoya y publicado en Sierra Maestra

Anuncio publicitario