A poco más de cinco meses de cumplir 505 años, esta ciudad oriental adelanta hoy los preparativos que están marcados por eventos culturales nacionales e internacionales, a tono con su linaje histórico y patrimonial.

Entre esas próximas citas están el XVIII Festival Internacional de Documentales Santiago Álvarez In Memoriam, que tendrá lugar entre los días del 6 al 12 venideros, al cual seguirá el de la trova Pepe Sánchez, el más antiguo encuentro musical en Cuba, con más de 45 ediciones.

Abril traerá consigo la Conferencia de la Cultura Africana y Afroamericana, durante la cual representantes de ese cuerpo diplomático y estudiosos cubanos y de otros países renovarán visiones hacia el legado y la actualidad del continente, mientras que en mayo retornará el Matamoroson, consagrado a ese baluarte de la música tradicional cubana.

Días antes de la celebración, el 25 de julio, la urbe acogerá al Festival Internacional del Caribe, que ininterrumpidamente la tiene por sede desde 1981, con un jolgorio que reverenciará a la espiritualidad de los pueblos de la región y tendrá simbólica continuidad en los carnavales, Patrimonio Cultural de la nación.

Superando sueños es el slogan que encabeza la campaña por los cinco siglos y un lustro, con inversiones que favorecen principalmente a instalaciones culturales y otras, como la construcción de miles de viviendas, que se suman al amplio programa de beneficios desarrollado en el 2015, en ocasión del cumpleaños 500.

Particular relieve adquiere la iniciativa Santiago arde de patriotismo, mediante la cual se impulsan obras de mejoramiento social en los barrios, con la participación de los vecinos.

Otro punto focal de estos empeños está en el cuidado de los paisajes de altos valores patrimoniales, entre los que figuran la fortaleza de San Pedro de la Roca del Morro y los antiguos cafetales franceses del suroriente, Patrimonios de la Humanidad, así como el asociativo de El Cobre, con prominencia en la minería, la religión y la esclavitud.

En el anillo fundacional de la villa toma cuerpo el museo del Primer Frente José Martí, del Ejército Rebelde, en el antiguo Ayuntamiento Municipal, con el cual se completará el circuito de la memoria en recordación de los mandos insurreccionales en el Oriente.

Con el tributo a ese enclave, desde el que Fidel Castro comandó las acciones guerrilleras contra las tropas del dictador Fulgencio Batista, se amplía también la reverencia al líder histórico de la Revolución, cuyas cenizas descansan a poca distancia, en el cementerio patrimonial de Santa Ifigenia.

Tomado de Prensa Latina