El café y el yogurt, dos productos muy queridos por las personas a nivel internacional, se unen en esta receta para hacer un maridaje que es seducción y desafío a la vez.

Le proponemos a nuestros lectores esta singular combinación, una receta publicada en Cookpad resulta bastante sencilla de hacer con ingredientes que se tienen a la mano.

Si es usted de los comensales osados y de los amantes del café, de los que siempre están a la caza de nuevas combinaciones, nos cuentan qué les parece este maridaje.

Yogur casero de café sin yogurtera (Con y sin Thermomix)

¡¡Más fácil no se puede!! Llega el momento de cuidarse y el yogurt es un tentempié muy rico que, como ya sabes, te aporta muchos beneficios al organismo. Pero no hace falta que lo tomes siempre natural. Puedes variar y si te gusta el café, esta es tú receta. Sencilla y fácil de preparar, con un sabor y una textura deliciosa. Y es que las cosas hechas en casa no tienen comparación ¿verdad?

Esta receta la he preparado con el Café de Quesos Record de tueste natural, pero si tienes niños que les gusta el sabor del café, como a mi hijo, te aconsejo que lo cambies por descafeinado.

Si estás a dieta, puedes eliminar la nata y el azúcar sustituirlo por sacarina. También puedes usar lácteos desnatados, pero teniendo en cuenta que tus yogures te quedarán menos cremosos.

Ingredientes

– 8 raciones
– 500 gr leche
– 150 gr café fuerte
– 1 yogur natural
– 50 gramos leche en polvo (unas 2 cucharadas colmadas)
– 50 gramos azúcar (puedes echarle algo más si te gusta más dulce)
– 75 gramos nata (hará que tu yogurt quede cremoso)
– Recipientes de cristal
– Trapito de algodón para taparlos en el reposo

Pasos (Tiempo 10 minutos)

Preparación Tradicional:

Durante todo el proceso de elaboración del yogur, la preparación no debe superar nunca la temperatura de 50ºC. Si sobrepasara esta temperatura la bacteria encargada de transformar la lactosa de la leche en ácido láctico, se moriría, y el yogur no cuajaría.

Pon en un cazo la leche y templa a fuego muy suave. También puedes ponerlo durante un par de minutos en el microondas (dependiendo de la potencia del microondas puede que lo debas poner un poco más o un poco menos de tiempo, pero que nunca hierva, solo queremos templar) Si te pasas calentando, déjala enfriar un rato hasta que temple.

Añade todos los ingredientes y remueve muy bien, para que mezclen.

Vierte la mezcla del vaso en tarros herméticos o recipientes pequeños de cristal y tápalos con film o albal. Cúbrelos inmediatamente con un trapo de algodón para mantenerlos templados. Déjalos cubiertos durante 10-12 horas a temperatura ambiente y no los muevas durante este periodo de incubación. (Yo los metí en la bandeja del horno apagado toda la noche porque sabía que ahí seguro no se moverían) Pasado este tiempo guarda en el frigorífico durante al menos 4 horas antes de comer.

Preparación Thermomix :

Pon en el vaso todos los ingredientes y templa 6 minutos a 50° y velocidad 3.

Vierte la mezcla del vaso en tarros herméticos o recipientes pequeños de cristal y tápalos con film o albal. Cúbrelos inmediatamente con un trapo de algodón para mantenerlos templados. Déjalos cubiertos durante 11-12 horas a temperatura ambiente y no los muevas durante este periodo de incubación. (Yo los metí en la bandeja del horno apagado toda la noche porque sabía que ahí seguro no se moverían) Pasado este tiempo guarda en el frigorífico durante al menos 4 horas antes de comer.

Anuncio publicitario