El evento Presencia Francesa, que convida a especialistas del país para debatir en Guantánamo sobre la impronta de los emigrantes franceses en las costumbres y edificaciones del país, se desarrollará del 14 al 18 de diciembre por segunda ocasión para conmemorar los 216 años de la compra del Hato de Santa Catalina.

Para esta edición se prevé nuevamente recorrer algunas de las ruinas de los cafetales donde convivieron galos y haitianos. Según los organizadores del encuentro el recorrido abarcará las ruinas de instalaciones existentes en El Salvador, como las de Santa Isabel y El dorado.

Durante las visitas los investigadores podrán revisar el estado actual de las antiguas construcciones, así como la calidad de los inmuebles en los que se aprecian elementos únicos del sistema industrial de entonces como el uso de hornos de cal, las arcadas en los acueductos, muy similares a las erigidas por los romanos y la magnitud de los edificios, verdaderos hitos de la ingeniería en medio de recónditos parajes.

En los días que se extenderá el encuentro se realizarán conferencias, talleres y paneles, con expertos sobre diferentes temáticas como la influencia de los galos en la economía de la Mayor de las Antillas y las plantaciones de café como recurso patrimonial.

Entre los convidados hasta el momento se anuncian dos profesores de Pinar del Rio, tres historiadores del arte de la Universidad de Oriente y del centro investigativo Casa Dranguet con estudios de las costumbres en los cafetales; mientras que de Granma vendrán catedráticos de la Casa de la Nacionalidad Cubana con indagaciones del componente francés en la identidad cubana.

La realización de la Jornada Presencia Francesa constituye el preludio de las actividades previstas en Guantánamo para conmemorar el próximo año las dos décadas de la declaración de los Cafetales Franceses como Patrimonio de la Humanidad.

Tomado de Venceremos