Exposiciones, concursos, presentación de agrupaciones artísticas, conciertos, declamaciones, feria de libros, conferencias… así de variopinta se anuncia la Semana de la Francofonía en Santiago de Cuba, evento que tomará la ciudad del 18 al 24 de marzo.

Las exposiciones de pintura “Mujeres del mundo”, de Titouan Lamazou, y fotográfica “Los cafetales franceses de Santiago de Cuba”, de Edgar Brielo Maranillo, además de presentaciones de las tumbas francesas “La Caridad de Oriente”, de Santiago de Cuba, y “La Pompadour”, ambas obra material e inmaterial de la humanidad, resaltan entre algunos de los mayores atractivos de esta semana.

“Es el evento más importante de la Alianza Francesa en Santiago de Cuba” aseguró Nabila Hkikat, directora actual de la institución, y añadió que “saldremos otra vez de nuestra sede en Vista Alegre para asociarnos a Casas de Cultura, con la Universidad de Oriente, la Casa Dranguet, el Museo de la Música… y proponer actividades de diferentes tipos”.

Si algo importante tiene la Semana de la Francofonía en Santiago de Cuba son tres detalles: primero que se realiza en una ciudad con fuerte legado francés, que se traduce en dos componentes del patrimonio mundial vinculado a este acervo, segundo que existen instituciones que mantienen vivas tal herencia, y tercero que todas ellas se unen para realizar esta actividad que dura siete días.

Esa es, justamente, la esencia de la Semana de la Francofonía, mantener viva el legado francés en la ciudad de Santiago de Cuba, pero desde una visión poliédrica y sin que prevalezca una sola arista, al contrario, es una actividad multicolor.

De ahí que el programa de la Semana de la Francofonía incluya, además, un concurso de cocina, proyección de documentales relacionados con la presencia francesa en la urbe, una atractiva feria del libro, un concierto de la banda francesa A Bout de souffle, conferencias académicas, presentaciones de diferentes unidades artísticas, incluyendo teatro, bailes y música, y visitas a antiguos asentamientos cafetaleros.