La directora actual de la sede santiaguera de la Alianza Francesa, Nabila Hkikat, aseguró que esta ciudad, considerada capital cultural del Caribe, es una urbe bendecida con el legado y presencia de la francofonía, hecho que la convierte en única en el país.

“Santiago de Cuba está muy favorecida en comparación con otras ciudades cubanas y del mundo, la francofonía está presente en muchas ciudades que no tienen un vínculo muy claro con la cultura francesas, pero no es el caso de Santiago de Cuba, aquí hay muchas «semillas», en la Universidad de Oriente con profesores con profundos conocimientos de la cultura de Francia y del idioma, existen investigadores sobre el tema francocubano, está el trabajo de la cátedra Montesquiu, la Tumba Francesa, los antiguos cafetales franceses…”, aseguró.

En relación a la Casa Dranguet, una de las instituciones culturales más jóvenes e importantes de Santiago de Cuba, dijo “es un punto muy importante, casi un núcleo en el trabajo de resaltar los valores y la huella de la presencia francesa en el oriente del país”.

El legado francés forma parte de la historia de Santiago de Cuba, e instituciones como las antes mencionadas son la manera de mantener vivo ese legado, y de hacer la capital del Caribe una urbe privilegiada.

“Cuando llegué a la ciudad de Santiago de Cuba, para mí la presencia francesa era algo negativo, no entendía muy bien por qué los profesores hacen investigaciones, o por qué había tanto interés en algo que era más propio de la colonización, eso de imponer una cultura, pero al final entendí que existe una simbiosis entre las culturas cubana y francesa, y entendí que se integraron positivamente y de forma natural, por eso tenemos que mantenerla viva”, añadió Nabila Hkikat.

La huella y legado de la nación gala sobrevive en Santiago de Cuba en forma de investigaciones, de instituciones y también en eventos culturales, algunos de ellos Semana la lengua francesa y la francofonía, el concurso de la canción francesa, que se organiza en la llamada capital del Caribe y en La Habana, y también durante el festival de cine francés.