Este 11 de febrero iniciará en la Casa Dranguet un curso dedicado a la enseñanza y aprendizaje del francés, primera aula externa que abre la santiaguera Alianza Francesa fuera de su sede habitual en la barriada de Vista Alegre, iniciativa que pretende acercar ese idioma a la comunidad que habita en el centro histórico de la urbe.

Con dos frecuencias a la semana y hasta el mes de julio, unos 25 alumnos se adentrarán en el idioma francés con el mismo método de enseñanza y profesores que hoy trabajan en la Alianza Francesa. El mismo tendrá una duración de seis horas, de cinco a ocho de la noche, los lunes y miércoles.  

Según Nabila Hkikat, directora actual de la Alianza Francesa, “con esta iniciativa de un aula llegaremos a más personas, en un escenario alejado de la sede habitual, y aprovechando la excelente ubicación y condiciones de la Casa Dranguet, que sería casi como una segunda sede. Aprovechamos el público que asiste ahí, las personas que viven en el Centro Histórico y que les es más fácil acceder a este espacio que venir hasta nuestra sede, más alejada”.  

“Este curso, el A1, permitirá a los alumnos acceder a un examen al final, a nivel nacional, para validar ese nivel. Es importante también decir que los alumnos asistirán a las clases en Casa Dranguet pero tienen los mismo derechos a usar las instalaciones de la Alianza Francesa que los alumnos que cursan estudios en la institución en Vista Alegre, por ejemplo, usar los recursos de la mediateca”, aseguró Hkikat.

La directora de la Alianza Francesa mostró confianza en que esta iniciativa primero tendrá éxito y, segundo, continuar tal experiencia en el futuro, pues de tener una buena promoción, abrirían un segundo nivel, pero son solo ideas que aún se están manejando.  

El papel de la sede santiaguera de la Alianza Francesa no es solo difundir el idioma y la cultura de la nación europea, sino que se inserta, además, en el programa artístico de la urbe, convirtiéndose en un verdadero promotor de la creación espiritual en la ciudad con presencia en las diferentes carteleras y eventos.

“Siempre trabajamos por vincularnos con las instituciones artísticas, con los artistas… es objetivo de la Alianza también acercarnos a los artistas y los movimientos de vanguardia, no queremos ser solo un centro para la enseñanza y el aprendizaje del idioma, sino estar bien vinculados al arte y al entorno que nos rodea”, aseguró.

Ejemplo de esta relación, es el curso que se abrirá en la Casa Dranguet, fruto del vínculo entre dos instituciones que apuestan por promocionar los valores de la cultura francesa, especialmente en Santiago de Cuba donde existen antiguas haciendas declaradas patrimonio de la humanidad, y una tradición oral que ostenta el título de obra inmaterial y oral también de la humanidad, ambos acervos relacionados con la presencia gala en la nación caribeña.  

Anuncios