En Santiago de Cuba el beneficio de café permitió cumplir con los planes de exportación y el procesamiento para el consumo social. La Empresa Procesadora de Café Rolando Ayub, del municipio Contramaestre, jugó un rol esencial en la calidad del grano.

Fue el 2018 un buen año para la producción cafetalera en Santiago de Cuba porque las estrategias dispuestas para alcanzar volúmenes superiores resultaron acertadas. Unas 4000 toneladas se acopiaron en los diferentes municipios en los que el cerezo halla condiciones idóneas para su desarrollo. Aunque la pericia de campesinos y trabajadores de empresas como la Agroforestal Tercer Frente aseguraron la mayor calidad en la recogida y el tratamiento primario de los granos, entidades como la procesadora de Café Rolando Ayub tienen la misión de ser el eslabón crucial en el mejoramiento del café recogido.

Es por ello que sus máquinas selectoras aún no cesan de medir y filtrar todo lo que aún baja de las montañas. Así lograron el cierre exitoso del 2018 aunque su empeño continúa en el presente año.

“Las condiciones son buenas para incrementar el beneficio de café. La siembra que se está haciendo con tiempo debe asegurar un volumen mayor de granos y con ello mayor actividad de lavado arábico que es la principal fuente de ingreso de esta empresa y por supuesto deben mantenerse los niveles de café robusta que en menor cuantía no dejamos de beneficiarlo”, expresó Osnardo Fuente Guerra, Director de la UEBBeneficio quien aseguró que buscarán en este año superar en 300 toneladas el café de calidad exportable que beneficia la empresa.

Al ritmo sostenido de los equipos de la Rolando Ayub contribuyó la reparación de 2000 metros cuadrados de secaderos y los tres centros de beneficio de café ubicados en Contramaestre que permitieron incrementar los volúmenes de procesamiento inicial. Es por eso que en este sitio no se descansa mientras haya algún grano en los macizos montañosos.

Desde esta empresa continúan saliendo granos de calidad selecta y con excelentes características aromáticas y de sabor para el mercado internacional y la canasta básica. El incremento de sus producciones es un reto en el que ya fijan la vista para este 2019.

Escrito por Israel Hernández Planas y publicado en TV Santiago

Anuncios