Como una manera dinámica y entretenida de acercarse al estudio del idioma francés, y a la vez una forma de motivar su aprendizaje, la Alianza Francesa, en Santiago de Cuba, realizará la jornada de Puertas Abiertas este 23 de noviembre, a las cuatro de la tarde.

Ubicada en calle 6, número 253 esquina a 11, en la barriada de Vista Alegre, esta institución promete para ese día “una jornada entretenida, llena de sorpresas para todas las edades”, que incluirá feria literaria, entrega de premios y rifas, presentaciones culturales de los proyectos Príncipe Enano y Las Adalias, concursos de participación, taller de cocina y degustación de un plato.

Además, como, todas las áreas de la institución, como la mediateca, las aulas y repositorios de información, se abrirán para que todos los interesados conozcan de cerca la dinámica del centro, la cultura gala y cómo se aprende francés aquí.

A la par, se hará una clase demostrativa, se abrirá el aula donde los niños aprenden el idioma, y un funcionario de la embajada de la nación europea en Cuba responderá todas las preguntas relacionadas con los estudios en universitarios en Francia y temas afines como las becas.    

La Alianza Francesa, en francés Alliance Française, es una organización que promueve el idioma francés y la cultura francesa y francófona en el mundo. Su sede principal se encuentra en París y fue creada el 21 de julio de 1883 en París por un grupo de hombres célebres, incluyendo el científico Louis Pasteur, el diplomático Ferdinand de Lesseps, los escritores Julio Verne y Ernest Renan y el editor Armand Colin.

En Santiago de Cuba se encuentra en el barrio de Vista Alegre, en una bonita mansión del estilo colonial con un toque neoclásico, y es una institución cubana sin fines de lucro, constituida en conformidad con los estatutos y los fines de la Fundación Alliance Française, y creada en 1992, 41 años después que la Alianza Francesa de la Habana.

Su presencia es Santiago de Cuba está más que justificada al ser esta una ciudad que tiene un vínculo muy peculiar con la cultura francesa. La Alianza ha sabido integrarse plenamente en esa vida y recibe cada año unos 1500 estudiantes. Es una institución reconocida a nivel local y regional y mantienen una magnífica relación con la comunidad santiaguera, tanto las autoridades institucionales como con el ámbito educativo, universitario y cultural.