La ciudad de Santiago de Cuba, vinculada a la nación gala por nexos que vienen del siglo XIX, celebró este sábado el Día Nacional de Francia, fecha conmemorativa relacionada a la toma de la Bastilla, en 1789, y a la unión nacional en el Campo de Marte.

El jolgorio se realizó en la Alianza Francesa y víspera del partido de la final del Mundial de Fútbol, hecho que otorgó un aderezo especial a la velada, donde los participantes tenían la confianza de ver la copa en suelo de la nación gala.

En la urbe de Santiago de Cuba existen hoy dos huellas indiscutibles de la presencia y relación con la nación gala: la Tumba Francesa y el Paisaje Arqueológico de las Primeras Plantaciones de Café al Sudeste de Cuba.

Catherine Decilap, directora de la Alianza Francesa, resaltó estos dos vínculos culturales cuando tras la revolución de Saint-Domingue llegaron a Cuba hacendados quienes trajeron sus costumbres, técnicas, conocimientos y saberes vinculados al cultivo y procesamiento del café.

Decilap informó que ya casi termina su misión en Cuba, frente a la sede santiaguera de la Alianza Francesa, y aprovechó el momento para reconocer los vínculos con importantes instituciones de la ciudad, entre ellos la Universidad de Oriente, la Casa del África, la Casa Dranguet, la Cátedra de Estudios Franco-Cubanos y Caribeños Montaigne-Montesquieu, entre otros, por su trabajo en preservar la relación que une a Cuba con Francia.

La DraC. María Elena Orozco, María Elena Orozco, profesora titular y presidenta por la parte cubana de la Cátedra de Estudios Franco-Cubanos y Caribeños Montaigne-Montesquieu, significó que la Revolución Francesa animó a los próceres de América latina, incluyendo los cubanos, además resaltó la influencia de la nación gala, especialmente la parte del sudeste, con Cuba, en específico con el oriente de la isla.

Momento especial fue el homenaje que realizó la Alianza Francesa de Santiago de Cuba al a Casa del África, que cumple 30 años este 2018.

La sede santiaguera de la Alianza Francesa acogió la actividad por el Día Nacional de Francia, con los artistas DJs Jigüe y Parson, además del trovador Rubén Lester.