Sin dudas ese es uno de los aportes más importantes de Rómulo Lachatagneré, investigador santiaguero que decidió castellanizar su apellido y ser conocido, para siempre, como Rómulo Lachatañeré.

La Máster en Ciencias Zoe Cremé no esconde ser apasionada investigadora de la vida y obra de este hombre, y más que nada, busca la necesaria justipreciación de su legado en la actualidad. Por eso, dentro del III Coloquio “Lo francés en Cuba y el Caribe”, trajo a colación hablar de este hombre que se adentró en lo “afrocubano”.

“Rómulo fue un santiaguero que se dedicó a estudiar la presencia africana y su influencia en la cultura cubana. Estudió las diferentes etnias africanas que entraron a Cuba, lo que le permitió determinar las culturas africanas que verdaderamente dejaron una huella en la cubana, por ejemplo la yoruba y la bantú, la primera en el occidente y la segunda en el oriente, no solo en lo religioso sino que tuvieron influencias en sentido general en la cultura. La bantú se manifestó en el oriente de Cuba, pero con marcado énfasis en Santiago”, asegura.

Lachatañeré también dedicó espacio importante en su obra a la racialidad en una época donde hablar de esto era casi impensable. Y a pesar de esto, su legado no es del todo conocido.

“Pienso que en parte por su corta vida, nació en 1909 y falleció en 1952 en Puerto Rico, tuvo que emigrar de Cuba por razones políticas y también existía un Fernando Ortiz con una obra vasta y que le sobrevivió. Tocó temas que el propio Fernando Ortiz no hizo, como la religiosidad popular. Fue el investigador que definió la santería, el concepto lo dio él, y lo considera un producto netamente cubano”, acota Zoe Cremé.

«Manual de santería», del año 1942, es considerado por algunos investigadores su obra de mejor acabado y de más aportes. En ella Lachatañeré examina el sincretismo religioso en Cuba, desde nuevas perspectivas.

De él, el propio Fernando Ortiz escribió “Es un libro valeroso tanto por lo que afirma, como por lo que niega” y en el que algunos estudiosos reconocen las voces y palabras de los afrodescendientes, “para que cuenten sus historias, sus mitos y leyendas, siempre signado por un profundo respeto”.

La conferencia La obra de Rómulo Lachatagneré, a cargo de la Máster en Ciencias Zoe Cremé, investigadora de la santiaguera Casa del África, inauguró el III Coloquio “Lo francés en Cuba y el Caribe”, evento que reúne a especialistas y estudiantes de diferentes centros científicos y culturales de la urbe para profundizar en el legado de la nación europea en el continente americano.