Diversas y plurales, pero con un fuerte enfoque histórico y cultural, son las miradas que sobresaldrán durante el III Coloquio “Lo francés en Cuba y el Caribe”, que sesionará en la santiaguera Casa Dranguet, los días cinco y seis de julio, como parte del programa de actividades de la 38 Fiesta del Fuego.

El encuentro, organizado por el Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero, la Cátedra de Estudios Franco-Cubanos y Caribeños, y la Casa del Caribe, convoca a investigadores que profundicen en la huella de la cultura gala, presencia que dejó en Santiago de Cuba varios componentes del patrimonio mundial.

La tercera edición del Coloquio “Lo francés en Cuba y el Caribe” profundizará en temas como los aportes culturales de las familias francesas, entre ellas la inserción de Prudencio Casamayor en la economía santiaguera, la influencia de Federico Lescaille en el fomento cafetalero de Guantánamo, también las contribuciones de los Dumois en Cuba, el ascenso de los Brooks Despaigne en la etapa 1838-1865, y por último el legado de los Rousseau Verdereau en San Luis.

Otras temáticas ahondarán aristas novedosas como los sistemas hidráulicos de los cafetales franceses patrimonio de la humanidad, la expresión constructiva urbana de las propiedades de los hacendados y la comida cubana con influencia franco-haitiana.

Además, se propondrán enfoques como una mirada a la presencia francesa pero desde la archivística, un análisis de las rejas, artesanos y a la arquitectura que dejaron los provenientes de la nación europea, y también se tratarán los aportes al español hablado en Guantánamo.

El Coloquio “Lo francés en Cuba y el Caribe” se inserta como parte del programa del Festival del Caribe –principal evento de cultura popular en Cuba–, y en esta tercera edición ratificará su valía al convocar a especialistas de diferentes áreas de experticia, como son historia, historia del arte, arquitectura, estudiosos del idioma, entre otros.