RitmaCuba, un evento que cada año trae a Santiago de Cuba personas interesadas en profundizar –pero desde la práctica– en la cultura cubana y aprender de ella, terminó con éxito en la Casa Dranguet, escenario escogido por segunda ocasión consecutiva por sus organizadores.

Los diferentes salones del Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero sirvieron de espacio para las clases de baile, de toque de tambor y otros.

Más que una escuela de verano, RitmaCuba en dos semanas en el medio invita a conocer la música y la danza más intensas de Cuba, a través de diferentes cursos de salsa y otros bailes populares en Cuba, percusión cubana y afro – cubana, ntre otros saberes que también se incluyen.

Anuncios