En el año 1983 surgió el grupo folclórico resigné “La Palmita”, perteneciente a Los Reynaldos en el municipio Songo La Maya, y desde entonces mantienen las tradiciones haitianas en Cuba, un acervo cultural que hoy muestran en el XXXVII Festival del Caribe.

Grupo folclórico resigné “La Palmita”, perteneciente a Los Reynaldos en el municipio Songo La Maya, durante la actuación en la Casa Dranguet. Foto J. Loo Vázquez.

En la Casa Dranguet, de Santiago de Cuba, mostraron la sensualidad de los bailes que practican, y que siglos atrás estuvieron prohibidos en Cuba.

“La Palmita” mantiene vivas las tradiciones heredadas. Foto J. Loo Vázquez.

Anhelo Mauricio, director del grupo portador –único que en todo el país practica el baile conocido como resigné–, asegura que para mantener la tradición ha sido fundamental el trabajo con los niños.

Foto J. Loo Vázquez

También muestran su arte en eventos culturales de la localidad donde surgió “La Palmita” y en otros escenarios del país, pues es otra manera de mantener vivas las tradiciones haitianas que conservan.

Instituto de danza Baresi du le Cayo, durante su actuación en la Casa Dranguet, como parte del XXXVII Festival del Caribe. Foto J. Loo Vázquez.

El Instituto de danza Baresi du le Cayo, de Haití, también mostró su arte coreográfico. Por segundo año consecutivo participan en el Festival del Caribe.

Anuncios