El Centro de Información y Documentación –de la santiaguera Casa Dranguet–, especializado en recopilar todo aquel acervo relacionado con las temáticas del café, esclavitud y huella francesa en Cuba, acaba de enriquecer su colección al incorporar, por primera vez, planos relacionados con la existencia en Santiago de tostadores de café, desde 1909 hasta 1957.

La existencia de esta información y disponible en formato digital, podría abrir nuevas aristas de investigación en el rico acervo de la cultura cafetalera en el oriente de Cuba, donde existen antiguas haciendas dedicadas al cultivo del aromático grano, consideradas hoy Patrimonio de la Humanidad.

Según el MsC. Alfredo Sánchez Falcón, especialista del Centro de Información y Documentación, “se trata de información digitalizada de planos que pertenecen a la «Colección de Expedientes de Urbanismo», del Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, y que a disposición de los investigadores que acceden a nuestros fondos ofrecen información sobre las tecnologías empleadas en el procesamiento del café a comienzos del siglo XX y las características de las edificaciones donde se ubicaban”.

Sánchez acota, además, que la información digitalizada comprende “dos legajos con más de 50 expedientes, entre planos originales y copias, y también detalles de los arquitectos e ingenieros que participaron en la proyección de los inmuebles donde se ubicaron esas tecnologías, entre ellos están los profesionales Gerardo Vega, Antonio Bruna Danglard, Ildefonso Moncada Madariaga, entre otros”.

“Próximamente se incluirán otros mapas que pertenecen a los fondos «Audiencia Territorial de Oriente» y «Juzgado de Primera Instancia», del Archivo Provincial de Santiago de Cuba, relacionados también con la temática del café, pero en esta ocasión son documentos que recogen la ubicación de haciendas cafetaleras, ingenios y otras fincas rústicas, que existieron en el oriente del país y en específico en la provincia, en los siglos XIX y XX y también en el oriente del país”.

Uno de los servicios más importantes del Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero, institución conocida también como Casa Dranguet, los ofrece su Centro de Información y Documentación, que hoy pone a disposición de los interesados valiosos documentos digitalizados que sirven de base para investigaciones sobre la presencia francesa, esclavitud y cultivo del café.

La Casa Dranguet, con más de un año de creada, conjuga valores excepcionales al ser una institución cultural, poseer una de las mayores colecciones de objetos museables relacionados con el café, su patio es considerado uno de los mejores sitios para degustar la aromática bebida, acoge las oficinas y especialistas del Proyecto “Los Caminos del Café”, el estudio de grabación “Gallo Negro” y también posee un importante Centro de Información y Documentación.

Anuncios