Considerada la historia de la cultura Gullah como una de las expresiones más olvidadas en la historia de los Estados Unidos, desde uno de los salones de exposición de la Casa Dranguet, en Santiago de Cuba, se promueven los rasgos más sobresalientes de esa riqueza, con una exposición fotográfica que bien puede ser considerada un ensayo visual antropológico y etnográfico.

Pocas veces uno tiene la posibilidad de descubrir, a través de las imágenes fotográficas, el modo de vida de comunidades invisibilizadas, y que estas instantáneas, además, tengan elevados valores históricos y estéticos. “Gullah”, expuesta en la Casa Dranguet durante los meses de abril y mayo, combina todos esos componentes, de ahí su increíble y trascendental importancia.

Las imágenes muestran la vida de esa comunidad sureña de los Estados Unidos durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX, se descubren parte de las costumbres de este pueblo en franca resistencia contracultural para conservar tradiciones, y a la vez parte de la formación de su identidad.

“Gullah” adquiere una relevancia extraordinaria en la actualidad pues es un acercamiento a la herencia cultural de los pueblos del continente, también es una manera de entender al ser afroamericano, y si no fuera suficiente la exposición es, además, una invitación a pensar desde la heterogeneidad de pensamiento, promoviendo el respeto a las raíces.

Los Gullahs son afroamericanos de la región de Low Country de Carolina del Sur y Georgia, y son bien conocidos por ser la comunidad negra en los Estados Unidos que mejor ha conservado su herencia africana, una riqueza que se traduce en un idioma criollo, tradiciones culinarias, de narración de cuentos, música, creencias religiosas, prácticas medicinales y espirituales, artesanías, entre otros. “Gullah” abrió recientemente al público en la santiaguera Casa Dranguet como parte de la Conferencia Internacional de la Cultura Africana y Afroamericana, organizado por el Centro Cultural Africano “Fernando Ortiz”.

Anuncios