¿Cómo contribuir al progreso socio económico de una zona rural de Santiago de Cuba a partir de los presupuestos del desarrollo sostenible y el turismo responsable? Esos fueron los hilos conductores de la presentación del proyecto internacional «Los Caminos del Café», como parte II Encuentro de Expertos sobre Paisajes Culturales, que cierra hoy sus sesiones en la llamada Capital del Caribe.

RECOMENDAMOS

La DrC. Yaumara López Segrera, coordinadora por la parte cubana del proyecto –financiado por la Unión Europea, la Fundación Malongo y la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba, acotó que en todo momento ha sido prioridad beneficiar a las personas que habitan en la zona cercana a Ramón de las Yaguas, donde está emplazada la antigua hacienda Fraternidad que da nombre al Circuito Dos, que es favorecido por la iniciativa internacional, a partir de promover el emprendimiento privado y el mejoramiento de las condiciones de vida.

El Circuito Uno, correspondiente a la Gran Piedra, abarca los cafetales La Idalia, La Isabelica, La Gran Sofía, Las Mercedes y La Siberia, mientras que el Circuito Dos, con Fraternidad como epicentro, incluye el de ese nombre y los de San Felipe, San Juan de Escocia, San Luis de Jacas y Santa Paulina.

Precisamente el número dos recibe hoy el beneficio de «Los Caminos del Café», y como mejoría palpable está que, de conjunto con el gobierno, se llevó por primera vez la electricidad de forma estable, mejora que agradecen los pobladores del territorio montañoso.

“Si algo resulta difícil en el trabajo de conservación de un Paisaje Cultural, más el cafetero que está tan disperso en la zona montañosa del oriente de Cuba, es cumplir con las expectativas de las personas, que es más difícil que preservar el patrimonio construido”, asegura la experta y añade que “esto se dificulta, aún más, porque en la zona confluyen diversas instituciones, organismos, y demás actores sociales, y llegar a convenios entre todos es una tarea titánica”.

López Segrera, una voz imprescindible en el estudio del legado francés en Cuba, aseguró, además, que en este tipo de proyecto de conservación la comunicación es esencial, “el II Encuentro de Expertos sobre Paisajes Culturales es una manera de divulgar e intercambiar, de nutrirnos de experiencias que podamos revertir en este sitio; pero también son vitales espacios como internet, los medios de comunicación que son más tradicionales”.

“La Casa Dranguet, sede del Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero, se ubica en el Centro Histórico de Santiago de Cuba, fue restaurada también como parte del proyecto «Los Caminos del Café» e igualmente es otra manera de divulgación y vía para fomentar en la población local o visitante de otros países y provincias, una cultura cafetalera. Aquí se promueve el conocimiento profundo del Paisaje Cafetalero”, asegura López Segrera.

La Doctora en Ciencias sentenció que es imposible trabajar en la conservación y puesta en valor de los Paisajes Culturales sin considerar las expectativas, aspiraciones, necesidades y problemáticas de las personas que viven allí y señaló que especial atención merecen los niños pues al final, ellos son los continuadores de cualquier obra.

El II Encuentro de Expertos sobre Paisajes Culturales convocó en Santiago de Cuba a especialistas de diferentes áreas de experticia para debatir la gestión, el manejo, las estrategias de salvaguarda y de identificación de estos sitios, que tienen amenazas de todo tipo, desde naturales, sociales, hasta las prácticas irresponsables de turismo.

Anuncios