El conjunto de bustos de siete patriotas cubanos y del Almirante español Pascual Cervera, develados hace 12 años, despierta el interés de visitantes en el Museo Castillo del Morro San Pedro de la Roca, de esta ciudad.

Corresponden los primeros a los oficiales del Ejército Libertador Bartolomé Masó, Flor Crombet, Pedro Agustín Pérez, José Mayía Rodríguez y Ramón Leocadio Bonachea (fusilado en el foso del lugar), a Emilio Bacardí y Dominga Moncada, madre de Guillermo Moncada.

Esos dignos cubanos que se entregaron a la causa libertaria o la apoyaron, representan a todos los que guardaron prisión en la fortaleza, construida en el siglo XVII a la entrada de la bahía de Santiago de Cuba, sobre un promontorio rocoso, y considerada una joya de la ingeniería militar en el Caribe.

El 25 de marzo del 2005 también fue develado el busto de Cervera, oficial que desafió con su flota las naves norteamericanas apostadas a la salida de la rada, aunque finalmente fue destruida.

Raquel Blanco, especialista de la institución, manifestó que para el colectivo es inolvidable ese día por la presencia en el acto del General de Ejército Raúl Castro Ruz, de numerosos descendientes de Cervera y de los patriotas a quienes se rindió tributo en esa jornada.

Muchos visitantes extranjeros que llegan al lugar, dijo, desean conocer sobre el oficial español, de su valiente actitud y honor en ese hecho, conocido como la batalla naval que puso fin a la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana, el tres de julio de 1898.

A ese conflicto hay dedicada una sala en el museo, acotó Raquel Blanco.

Recordó que los bustos de los luchadores cubanos fueron realizados por el artista santiaguero Alberto Lescay, mientras que el de Cervera fue donado por sus familiares.

Esa fortaleza forma parte del Sitio Histórico Castillo del Morro y el sistema de fortificaciones de la bahía de Santiago de Cuba, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad el seis de diciembre del 1997.

Escrito por Marlene Montoya y publicado en CMKC

Anuncios