El próximo 28 de abril se cumplen 495 años del otorgamiento del Título de Ciudad a la villa Santiago de Cuba. Cuando la Corona Española premió a este territorio, no imaginó que la efeméride fuera incentivo para la creación de una institución que hoy vela por la conservación y rehabilitación de la urbe.

La Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC) celebra sus 20 años de fundada, con un programa que incluye exposiciones, talleres, eventos y proyectos de colaboración. Según informó el arquitecto Omar López, Conservador de la Ciudad, existen ámbitos de continuidad.
“Seguimos trabajando en el completamiento funcional del Corredor Patrimonial Las Enramadas. Daremos continuidad al eje Aguilera, una calle emblemática de la ciudad e insistiremos en ponerla en condiciones”.

A pesar del rigor central al que está sometida, desde el año 2015 se trabaja para realzar el valor patrimonial de sus edificaciones. La arquitecta Ivette Borjas Martín, Especialista del Plan Maestro de la OCC, dijo a este medio de prensa que la intención es “lograr una calle viva, que luzca animada ante sus visitantes y residentes”.

También se perfilan ideas organizativas y estéticas en cuanto al diseño de las vidrieras y los carteles identificativos.

López aseveró que otros proyectos son “la reanimación del poblado El Cobre, que incluye la plaza central y algunas instalaciones aledañas, así como Los Caminos del café”.

Este último es un proyecto de colaboración internacional entre la Unión Europea, la Fundación Malongo, de Francia y la Oficina del Conservador de la Ciudad.

Este año el centro de atención es la restauración del cafetal Fraternidad, una motivación importante para el desarrollo perspectivo que prevemos del patrimonio cultural cafetalero.

Escrito por Kenia Tabares Robles y publicado en TV Santiago

Anuncios