El presidente del Festival Pepe Sánchez, Eduardo Sosa, afirmó que el trovador es un retratista de su tiempo y así será resaltado durante la edición 55 del evento musical, el más antiguo de Cuba.

Enfatizó el juglar que la cita, iniciada en la década del 60 del pasado siglo, continuará siendo espacio de convergencia de viejos y nuevos músicos, defensores de una vertiente sonora que está en las raíces de la cultura y la identidad nacionales.

Sosa destacó la dedicatoria a los 150 años de Sindo Garay, emblema del quehacer trovadoresco, así como a agrupaciones y solistas como la Estudiantina Invasora, dúo Voces del Caney, Alberto Villalón, Ángel Almenares, Daniel Castillo, Compay Segundo, Lorenzo Hierrezuelo, Pepe Bandera y Pepe Figarola.

Anunció la presencia en el Festival -a celebrarse aquí del 16 al 19 próximos- de artistas de la talla de Pancho Amat, Eliades Ochoa, Pedro Luis Ferrer, Pepe Ordaz y otros de una hornada de tiempo mayor, junto a los noveles Erik Sánchez y Annie Garcés, así como una representación de Cienfuegos y Villa Clara, con el trío Palabras y Vionaika Martínez, respectivamente.

Una gran trovada tendrá lugar el sábado 18 en la calle Heredia, vía cultural por excelencia de la ciudad, y frente a la emblemática Casa de la Trova Pepe Sánchez, en espera del Día del Trovador, cuando los participantes rendirán homenaje al sastre y compositor, iniciador del bolero y de esa vertiente sonora.

Durante el Festival será presentado un documental sobre la vida y la obra de Ochoa, uno de los integrantes del Buena Vista Social Club cuya trayectoria artística comenzó por estos paisajes citadinos.

Las sesiones teóricas incluirán una disertación acerca de una representación del conflicto Cuba- Estados Unidos en los textos de la trova cubana y se dará a conocer el libro Lo que dice mi cantar: 250 crónicas de la trova, de Lino Betancourt.

Escrito por Martha Cabrales Arias

Anuncios