La producción del café constituye el principal renglón productivo en las montañas de San Luis y se ha convertido en tradición que distingue la vida de este suroriental municipio de Cuba, representando casi el 20% de la producción mercantil del territorio.

Fiel a su historia, la Empresa Agroforestal municipal de San Luis, sobrecumplió el plan de la cosecha 2016-2017, con la premisa de ser productores y no consumidores, concientes del papel que juegan en el crecimiento de la economía del país.

En territorio sanluisero existen 22 estructuras productivas en el lomerío dedicadas a la actividad y se cuenta con 17 centros de beneficio húmedo y uno de beneficio seco para la compra y comercialización cafetalera.

En la pasada zafra se recogieron 169 667 latas lo que representa más del 100% de cumplimiento. Hasta el cierre de diciembre del pasado año se sobrecumplió el plan de saneamiento con la aplicación de técnicas biológicas para el control de la broca en las plantaciones, beneficiándose así 1025 hectáreas.

En San Luis se trabajó con el reto de realizar una cosecha de mayor calidad y eficiencia, con énfasis en el mantenimiento y reparación de los centros de beneficios y campamentos para los movilizados, así como en la garantía de los recursos materiales para poder alcanzar los resultados que hoy se exhiben.

Hasta el año 2020 este territorio santiaguero acomete el programa de desarrollo del sector cafetalero destinado a disminuir los rendimientos agrícolas, la disminución de las importaciones del grano y garantizar mediante la obtención de un resultado económico local las distribuciones al mercado interno.

Una dificultad para el éxito de la campaña fue la situación de los viales, ya que la mayor parte de los cafetales están en áreas de difícil acceso. No obstante la fuerza movilizada y los responsables, hicieron honores a los compromisos contraídos con la dirección del Partido y el Ministerio de la Agricultura.

Para el presente año la entidad prevé llevar a producción más de mil hectáreas, obtener una producción total superior a 400 toneladas del cerezo y lograr un rendimiento de 157 quintales por caballería. Asimismo, se sembrarán 286 hectáreas de café, y se trabajará para mejorar la calidad de la contratación, la comercialización y el pago a los productores.

Escrito por Roke Vila y publicado en Sierra Maestra