La Casa Dranguet, Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero, publica hoy desde aquí su blog oficial como vía para promover el conocimiento de un legado mundialmente reconocido por la Unesco.

El sitio virtual, iniciado en diciembre último, incluye valiosos materiales informativos relacionados con la marcha del proyecto internacional Los Caminos del Café, auspiciado por la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), la Fundación franco-belga Malongo y la Unión Europea.

Especial énfasis ponen los realizadores en las tradiciones y costumbres seculares vinculadas al procesamiento doméstico de la bebida, con las prácticas manuales de tostado y colado arraigadas principalmente en las zonas rurales de la geografía cubana.

Desde esa plataforma se divulgan también expresiones de la cultura santiaguera, como los afamados carnavales, declarados Patrimonio Cultural de la nación, y otras como la música y las artes plásticas, de las cuales la Casa deviene un punto de irradiación.

Muestra de lo anterior es el espacio consagrado aquí a la huella francesa, como parte del programa del Festival Internacional del Caribe, con sede en la urbe cada verano desde hace 37 años.

Igualmente, el blog promueve iniciativas asociadas al consumo del néctar en sus múltiples formas y variantes, con numerosos establecimientos gastronómicos como los de la red Café ven y otros con adecuada ambientación que realza la impronta cultural de ese rubro agro-industrial en Cuba.

La Casa Dranguet, cuyo nombre proviene del propietario de la antigua vivienda, el hacendado caficultor Carlos Dranguet, se inserta en un entorno privilegiado en el centro histórico, frente a la sede de la OCC y muy cerca del Parque Céspedes, donde la puesta en marcha de hoteles restaurados imprimen auge al turismo.

Así, deviene suerte de avanzada en la trama urbana del proyecto internacional cuyo epicentro se ubica en la hacienda Fraternidad, eje del circuito dos del paisaje arqueológico de los cafetales franceses del Sur-Oriente, declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Anuncios