En la populosa calle Enramadas, esquina a San Félix, de la ciudad de Santiago de Cuba, abre sus puertas el Gran Hotel, ahora con la marca Encanto y perteneciente a un complejo formado por el hostal San Basilio y los hospedajes Casa Granda e Imperial, todos muy cercanos.

Perteneciente al Grupo Cubanacán, el Gran Hotel tiene una privilegiada ubicación en una arteria comercial, devenida Corredor Patrimonial desde la celebración de los 500 años de la fundación de la villa, en julio del 2015.

Desde sus balcones -posee cuatro niveles- se toma el palpitar en la concurrida arteria y si el cliente decide caminar la ciudad, podrá llegar a sitios emblemáticos por sus valores históricos, culturales y arquitectónicos.

Baste mencionar el Parque Carlos Manuel de Céspedes, la Casa de la Trova José (Pepe) Sánchez, el Museo de Ambiente Histórico Cubano (conocido como Casa de Diego Velázquez), la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral y el centenario Museo Emilio Bacardí, por solo citar algunos.

En esa edificación radicó antes el alojamiento Bayamo, luego la Escuela Formatur y nuevamente entró en servicios para el turismo operado por la cadena Islazul, entonces con categoría Dos Estrellas.

Al pasar a la administración de Cubanacán, luego de una reparación capital, su estándar de calidad se elevó y ahora es Cuatro Estrellas, por el confort de sus 42 habitaciones y tres minisuite.

Ello se complementa con nuevos servicios gastronómicos como el bar Los Gaticos, en la planta baja, el restaurante San Félix y el lobby-bar Panorama.

El Gran Hotel ha recobrado el esplendor de décadas atrás y aunque aún no se ha reinaugurado oficialmente, desde hace varios meses recibe a huéspedes que escogen este destino en el Caribe.

Niurka Parra, subdirectora del inmueble, destacó que con motivo de las festividades por el fin de año se realizará una cena el día 31 de diciembre y también habrá otras ofertas gastronómicas y recreativas especiales hasta el Primero de Enero.

Anuncios