Son muchos los famosos en todo el mundo los que también han sido seducidos por la magia del aroma del café. A sus pies se han rendido, y han dedicado las más picarescas e ingeniosas frases. Estas son algunas.


Una buena taza de su negro licor, bien preparado, contiene tantos problemas y tantos poemas como una botella de tinta. Rubén Darío

El café es un bálsamo para el corazón y el espíritu. Giuseppe Verdi

No hay nada como una taza de café para estimular las células del cerebro. Sherlock Holmes

La amistad es como el café, una vez frío nunca vuelve a su sabor original, aún si es recalentado. Kant

El café huele a cielo recién molido. Jessi Lane Adams

Sin mi café de la mañana, soy sólo como una pieza dorada y seca de carnero. Johann Sebastian Bach

El buen café endulzado, delicioso es más que mil besos, dulce sabe cual vino moscatel, café, sí, ¡es café lo que quiero! Y quien deseare darme a saborear una exquisita bebida, venga a ofrecerme una taza de café. Johann Sebastian Bach

-¿Cómo vas a hacer el café en la oscuridad? -No sé- dijo la Maga, removiendo unas tazas. Antes había un poco de luz. Encendé Ronald -dijo Oliveira-. Está ahí debajo de tu silla. Tenés que hacer girar la pantalla, es el sistema clásico. -Todo esto es idiota -dijo Ronald, sin que nadie supiera si se refería a la manera de encender la lámpara. La luz se llevó las esferas violetas y a Oliveira le empezó a gustar más el cigarrillo. Ahora se estaba realmente bien, hacía calor, iban a tomar café. Julio Cortázar

El café fuerte me resucita, me causa un escozor, una carcoma singular, un dolor que no carece de placer. Mas me gusta, entonces, sufrir que no sufrir. Napoleón Bonaparte

Me gusta la vida enormemente pero, desde luego, con mi muerte querida y mi café. César Vallejo

Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo. Voltaire

Sólo el café irlandés provee en un sólo vaso los cuatro grupos esenciales de comida: alcohol, cafeína, azúcar y grasa. Alex Levine

La mujer es como una buena taza de café: la primera vez que se toma, no deja dormir. Alejandro Dumas

De hecho, esta parece ser una necesidad básica del corazón humano en casi toda crisis importante: una buena taza de café caliente. Rey Alejandro

Yo he medido mi vida en cucharitas del café. T.S. Eliot

El café es negro como el demonio, caliente como el infierno, puro como un ángel y dulce como el amor. Charles Maurice de Talleyrand-Perigord

Detrás de cada mujer exitosa hay una cantidad substancial de café. Stephanie Piro

Yo orquesto mis mañanas al son del café. Harry Mahtar

“Frente a una taza con café se piensa, pero también se discute, se recuerda o se argumenta. Frente a la taza con café se columbra, se reflexiona, se sueña, se imagina, se escribe, se conversa, se enamora, se seduce, se rompe, se reconcilia, se halaga, se sugiere, se invita… Y el café, el misterioso café escucha, profetiza, atestigua, aconseja, da fe, observa, asiente, se ruboriza…” Gustavo Máynez Tenorio

Él era mi crema y yo era su café. Y cuando nos ponías juntos, era algo realmente especial. Josephine Baker

Los hombres de este mundo son como / granos de café en un molino / uno antes, uno después, otro enseguida, / todos acaban por seguir el mismo destino. Giuseppe Belli

Ningún café puede ser bueno en la boca si primero no ha mandado una dulce oferta de olor a las fosas nasales. Henry Ward Beecher

Tan pronto como el café llega a su estómago, sobreviene una conmoción general. Las ideas empiezan a moverse, las sonrisas emergen y el papel se llena. El café es su aliado y escribir deja de ser una lucha. Honoré de Balzac

Entre los muchos lujos de la mesa, el café puede ser considerado como uno de los más valiosos. El atisba la alegría sin intoxicación, y el placentero flujo de espíritus que ocasiona nunca es seguido de tristeza, languidez o debilidad. Benjamín Franklin

Anuncios