Una frase identificó la primera tirada del Boletín: “Todo aquello que signifique evaluar y valorizar el patrimonio santiaguero tendrá lugar en Escalinata”… por entonces era junio de 1997, y muy pocos santiagueros conocían del ícono arquitectónico de la ciudad.

Desde la Oficina del Conservador de la Ciudad se gestó la idea de una publicación que reflejara todo el quehacer de sus especialistas a favor de la conservación del Patrimonio.

Durante cinco años el Boletín Escalinata fue conocido entre los citadinos.

DESCARGA AQUÍ el segundo número del Boletín Escalinata

Anuncios