Ubicada en el privilegiado entorno del Centro Histórico de la ciudad de Santiago de Cuba, la Casa Dranguet resalta como un centro de investigación y divulgación de la cultura cafetalera, importante atractivo turístico de esta provincia y que tiene en sus predios antiguas haciendas declaradas en el año 2000 como Patrimonio de la Humanidad.

En cuatro salas se hace un recorrido por la historia del café. En la primera inicia desde su descubrimiento y paso por el mundo, especialmente por África, Europa y América Latina, hasta su llegada a Cuba, y su afianzamiento como cultivo en Santiago de Cuba tras la llegada de emigrantes franceses procedentes de Saint-Domingue, a finales del siglo XVIII y en la primera mitad del XIX.

En una segunda sala, la exposición se adentra en las costumbres y modos de vida en la sociedad santiaguera del siglo XIX, y en la familia Dranguet, una de las más importantes de ese entonces y que estaba vinculada con el café. Precisamente la Casa Dranguet (donde radica el Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero) fue vivienda de esa familia.

Fotos Edgar Brielo Maranillo
Fotos Edgar Brielo Maranillo

Al proyecto Caminos del Café y las plantaciones cafetaleras ubicadas al sudeste de Cuba, su influencia en el paisaje y el modo de vida de los lugareños de la serranía de Santiago de Cuba, está dedicada la tercera sala de exposición. Aquí el visitante puede conocer los avances de Caminos del Café, un proyecto integral de desarrollo para un sitio patrimonio mundial.

La sala número cuatro acoge una exposición transitoria perteneciente a la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC) de Santiago de Cuba, parte de ella perteneció a la colección del Doctor Francisco Prat Puig. También hay objetos encontrados por el personal del Departamento de Arqueología de la OCC, en excavaciones realizadas en la ciudad de Santiago de Cuba.

Muchas son las piezas que se muestran en la sala de Exposición Permanente. Entre ellas cafeteras construidas en diferentes momentos del siglo XIX y del XX, un pilón de Café empleado en las casas campesinas, sobre todo de las serranías, y que data de mediados del siglo XVIII, un colador artesanal de Café, un tostador artesanal de Café y un molinillo de café “Peugeot Frères”, de Francia, de principios del siglo XX.

También hay un juego de muebles de perilla, que comenzaron a emplearse a finales de siglo XIX y principios del XX, de estilo ecléctico elaborados generalmente en majagua. Fueron los preferidos por las familias acomodadas y en su fabricación era común el uso de la pajilla en el alargado respaldo, adornado con pequeños balaustres y coronado con hermosas tallas.

Muy interesante resulta a los visitantes los dos ejemplares de las primeras cafeteras conocidas como “moka express”. Estas fueron inventadas por el italiano Alfonso Bialetti en 1933, quien se inspiró en el mecanismo de la lavadora primitiva conocida como “Lessiveuse”, utilizando el vapor de agua, sin la necesidad de construir un complicado sistema a presión.

Se caracteriza por su diseño octogonal y suele fabricarse en aluminio por su facilidad para transmitir y mantener el calor. La empresa italiana Bialetti continúa fabricando esta cafetera debido a su gran popularidad en todo el mundo y especialmente en Europa.

Lugar: Casa Dranguet
Dirección: Corona esquina a Heredia
Horario de la sala de exposición permanente: Lunes a sábados 9:00 am – 6:00 pm, domingos 9:00 am – 1:00 pm.

Fotos Edgar Brielo Maranillo.

Anuncios