La ciudad de Santiago de Cuba atesora cinco siglos de historia y tradiciones;  insertada en la región más cálida del país y de gran belleza natural, está habitada por más de 420 mil habitantes y posee el título de Ciudad Héroe de la República de Cuba, así como la Orden Antonio Maceo, por su rica contribución a las luchas independentistas y la fuerte tradición de lucha de sus moradores; es la segunda ciudad en importancia del país y su desarrollo está en concordancia con este hecho.

Su emplazamiento en la costa sur oriental de Cuba propicia la existencia de magníficos paisajes en la ciudad y su entorno inmediato, que unidos a su bella arquitectura le imprimen un dinamismo especial. Cantada por poetas y viajeros, es también cuna de músicos de relieve internacional que han realizado aportes significativos a la historia y cultura nacional.

El centro histórico de Santiago de Cuba, ocupa el centro geográfico citadino y abarca un área de 320 hectáreas. Sus límites actuales se corresponden con los que mantenía la ciudad a finales del siglo XIX. Dentro de esta área enmarcada al norte por el Paseo de Martí, al sur por la Avenida 24 de Febrero (Calle Trocha), al este por el Conjunto Monumental 26 de Julio y al oeste por la bahía. En este espacio territorial se concentran las edificaciones domésticas, civiles y religiosas del período colonial (1515-1898) y del período republicano (1898-1958), caracterizadas por sus valores históricos, artísticos, ambientales, sociales, formales y técnico constructivos; todo lo cual le han permitido su categorización como Monumento Nacional.

El centro histórico de Santiago de Cuba reúne valores históricos, artísticos y sociales relevantes; cuenta con sitios y construcciones declarados Monumentos Nacionales y Locales, así como edificios y ambientes representativos de las singularidades arquitectónicas y urbanísticas, elementos típicos en el acontecer económico, político y social de la ciudad, lo cual convierte al Centro Histórico  en una opción importante para el desarrollo del turismo cultural.

El centro histórico posee altos valores ambientales, debido a las características del trazado vial que favorece el elemento sorpresa en los recorridos peatonales, al producirse cierres de perspectivas e inflexiones viales. Presenta paisajes culturales de interés por la variedad de la tipología arquitectónica del área y su accidentado relieve.

Por las raíces culturales y los procesos de transculturación desarrollados en la región, las manifestaciones culturales de la población son de interés para el turismo de ciudad, ejemplo de ello es la presencia en el centro de la ciudad de instituciones culturales reconocidas, como muestra de la autenticidad y la singularidad de las manifestaciones culturales de la población residente.

Existe una amplia gama de actividades vinculadas a las tradiciones de la ciudad, entre éstas se encuentran las que se realizan en la Casa de la Trova Santiaguera, que promueven una fuerte animación y un ambiente cultural agradable por ser exponentes de la riqueza musical de la ciudad Cuna de la Trova, el Bolero y el Son. Los conjuntos folclóricos de Santiago radican en el centro histórico, los mismos tienen gran importancia debido a que rescatan los bailes populares tradicionales cubanos y del folclore oriental, caribeño y de descendientes de africanos.

Santiago de Cuba posee una rica tradición folclórica, sustentada, fundamentalmente, por la existencia de tres agrupaciones centenarias: El Cabildo Carabalí Izuama, El Cabildo Carabalí Olugo y la Tumba Francesa la Caridad de Oriente, declarada Patrimonio de la Humanidad, todas en el centro histórico de la más caribeña de las ciudades cubanas.

En la actualidad el centro histórico de la urbe santiaguera viste sus mejores galas debido a un abarcador proyecto de reanimación que acomete el gobierno de la ciudad de conjunto con la Oficina del Conservador de la Ciudad, institución encargada de conservar el patrimonio histórico y monumentario de Santiago de Cuba, dicha institución encabeza el denominado Proyecto Centro, que implica un gigantesco proceso constructivo en un área de unas 380 manzanas que ya cosechan sus frutos.

A continuación enumeramos algunos de los sitios de interés turísticos en el centro histórico de Santiago de Cuba, declarado Monumento Nacional el 10 de octubre de 1978 por su rica historia y el alto número de sitios y edificaciones con valor patrimonial con que cuenta el área.

parque-cespedes_santiago-de-cuba_foto-rene-silveira
Parque Céspedes. Foto René Silveira

Parque Céspedes:

Antigua Plaza de Armas, después Plaza Mayor y Plaza de la Constitución, hoy sirve para honrar con un monumento de cuerpo entero sobre pedestal de mármol a Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria para los cubanos. Se trata del mejor sitio de la ciudad para detenerse unos minutos y mezclarse con sus habitantes. Recién remozado, son habituales en el lugar pintorescos juglares y cantores de la música tradicional cubana, es considerado el corazón de la ciudad

Está rodeado de importantes instituciones entre las que se destacan, el edificio del Ayuntamiento, la Catedral Metropolitana de Santiago de Cuba, la secular casa de Diego Velázquez, hoy Museo de Ambiente Histórico; la Casa de Cultura Municipal -antiguo Club San Carlos, inaugurado en 1919- y el Hotel Casa Granda (abierto desde 1914), la casa de la Trova, entre otros.

Foto tomada de Cubahora
Foto tomada de Cubahora

Hotel Casagranda:

Es el hotel más longevo en la ciudad, con 4 estrellas de categoría, arribó a sus 100 aniversario en el año 2014 y sitio de obligada visita de los transeúntes que recorren el centro histórico de la ciudad y desean degustar un excelente mojito en su bar con vista al parque Céspedes. Desde su bar mirador roof garden se tiene una vista de alto valor paisajístico de la ciudad y su bahía.

Foto J. Loo Vázquez
Foto J. Loo Vázquez

Edificio del Ayuntamiento:

Edificio inaugurado en 1950 bajo el arte del maestro Francisco Prat Puig, quien adecuó unos antiguos planos del siglo XVIII destinados al Palacio del Gobernador, el cual jamás llegó a ejecutarse. A esta circunstancia se debe el fuerte aire historicista del llamado Ayuntamiento de Santiago de Cuba, verdadero símbolo de la ciudad por su elegancia.

Fue conocido por la mayoría de los cubanos por ser el sitio desde donde Fidel Castro habló por primera vez al pueblo, el 1 de enero de 1959, Día del Triunfo de la Revolución. Desde sus balcones se celebra la tradicional ceremonia de La Bandera los días 31 de Diciembre.

En su pared frontal se muestran las condecoraciones con que cuenta la ciudad.

Foto J. Loo Vázquez
Foto J. Loo Vázquez

Museo de Ambiente Histórico:

También vecino del Parque Céspedes, se le atribuye la condición de ser la casa en pie más antigua de América, construida entre 1516 y 1530. Se le vincula a la figura de Diego Velázquez, quien fuera el Adelantado por la Corona Española para la conquista y colonización de la Isla.

De gruesos muros y nítido aire morisco, es de dos plantas con un largo balcón frontal en el segundo nivel, delimitado por una celosía para atenuar la luz solar, al más puro estilo de los mochavaris árabes.

Originalmente en el piso bajo se encontraban las oficinas de contratación y el horno de fundición de oro que todavía se conserva; y en el alto, la vivienda. Hoy en sus salas se exhiben muebles y útiles domésticos de los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX.

Foto tomada del Portal de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba
Foto tomada del Portal de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba

La Catedral de Santiago de Cuba:

Su construcción terminó en 1526. Sus formas actuales responden a las reformas introducidas por el arquitecto Carlos Segrera en 1922. Entonces le fue incrementada la altura de las torres y el antiguo frontón de la entrada principal fue rematado con un gran arcángel.

Considerada una joya de la arquitectura de Santiago de Cuba, no siempre mostró la fachada con la que hoy cuenta. Y ello se debe a que a lo largo de sus casi 500 años de existencia, ha sido reconstruida en cuatro ocasiones distintas. La ambición de corsarios y piratas que rondaban por el Caribe hizo que fuese rehecha durante los años 1666 y 1670.

Posteriormente, los terremotos de 1678, 1766, 1852 y 1932, trajeron como consecuencia que quedase parcial o totalmente destruida. Y es que la Catedral de Santiago de Cuba ostenta el no deseado record de ser la edificación de su tipo que más veces ha sido reconstruida y remodelada en nuestra ciudad.

Foto tomada de fundacionsantiago495
Foto tomada de fundacionsantiago495

Museo Arquidiocesano:

Ubicado en la Catedral Metropolitana es el único museo dedicado a la religión católica en Cuba. Aquí se encuentra la Galería de Obispos y Arzobispos de Cuba, que en un tiempo lo fueron de Puerto Rico, Jamaica, La Florida y Lousiana, con numerosas imágenes religiosas y piezas de orfebrería de gran valor y antigüedad.

Son de interés los frescos de Luis Desangles y la pintura realizada sobre una tablilla del milagroso Santo Ecce Homo, que es la más antigua existente en Cuba. Se conservan, asimismo, numerosas partituras originales de Esteban Salas, uno de los pioneros de la música cubana.

Foto tomada de santiagoenmi
Foto tomada de santiagoenmi

Calle Heredia:

Céntrica arteria de la ciudad que discurre desde el Parque Céspedes y en la cual se ubican interesantes edificaciones de la etapa colonial, así como varias importantes instituciones culturales como la casa de la Trova, la Biblioteca Provincial Elvira Cape y el Museo del Carnaval entre otras.

La arquitectura de los siglos XVIII y XIX está bien representada en el tramo comprendido entre las calles Calvario y San Pedro, al tiempo que constituye uno de los focos culturales por excelencia del Centro Histórico, matizado por la presencia de trovadores, artesanos y otros.

Foto tomada del portal de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba
Foto tomada del portal de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba

Casa Natal de José María Heredia:

Ocupa una vieja residencia en la que vio la luz en 1803 quien sería después considerado uno de los padres del romanticismo español. Sobre la fachada una lápida en su memoria colocada por el Ateneo de Santiago de Cuba el 31 de diciembre de 1917 rinde tributo al hijo insigne, autor de Oda al Niágara, Teocalli de Cholula, La Tempestad y el Himno del Desterrado.

Foto J. Loo Vázquez

Foto J. Loo Vázquez

Museo del Carnaval:

Ocupa el número 301 de la calle Heredia y sus salas están completamente dedicadas a la historia de estos populares festejos, distintos de los que se realizan en otras partes de Cuba, debido fundamentalmente a que en sus orígenes mezclaron influencias españolas, africanas y franco-haitianas.

Esa confluencia de culturas, impuso una mayor diversidad danzaría y rítmica, el uso de disfraces y otros elementos distintivos que hacen a los carnavales de Santiago de Cuba los más espectaculares del país. Las congas populares de la ciudad, como la Conga de los Hoyos (Hijos del Cocoyé) y la Conga de Paso Franco, también están representadas.

Foto tomada de Cubadebate
Foto tomada de Cubadebate

Calle Aguilera:

Discurre entre la Alameda que bordea el puerto y el reparto residencial de Vista Alegre, lo cual la hace la calle más larga de la ciudad. El tramo comprendido entre las calles San Pedro y Calvario es particularmente interesante.

Encontrará a su paso el Museo Bacardí, la sede del Gobierno Provincial, la Escuela de Comercio y casas residenciales del período colonial, con altas ventanas y bonitos balcones.

Foto J. Loo Vázquez
Foto J. Loo Vázquez

Museo Emilio Barcardí:

Se trata del primer museo construido en Cuba, obra del arquitecto Carlos Segrera, quien aprovechó el entorno excelente que ofrecía la Plazuela de la Carnicería. El fundador del museo, el patriota y periodista Emilio Bacardí, concibió la idea de ofrecer a los cubanos una visión global del siglo XIX, por lo que en un principio fue fundamentalmente un museo de interés histórico.

Precisamente a estos fines están destinas sus salas del primer piso, donde se muestran armas, pertenencias, manuscritos y otros objetos de destacados próceres independentistas como Máximo Gómez y Antonio Maceo, así como del Héroe Nacional de Cuba, José Martí. Una sala de arte, en el segundo piso, exhibe pinturas de gran valor, entre otros de José Joaquín Tejada Revilla y de Juan Emilio Hernández Giró; mientras que la sala de arqueología, en el sótano, muestra en exclusiva la única momia egipcia existente en Cuba, además de otras antiguas reliquias.

Foto tomada de www.santiago-de-cuba.info
Foto tomada de http://www.santiago-de-cuba.info

Museo del Ron:

El Museo del Ron es el sitio donde se concentra la información sobre una de las industrias y productos tradicionales de este lugar. Se ubica en la calle San Basilio, esquina a San Félix, en una bonita casa que tuvo dos significativos dueños: Kindelán Muzo, uno de los gobernadores de la ciudad, y Mariano Gómez, tesorero de la antigua compañía de bebidas y licores Bacardí, original de Santiago de Cuba.

En sus salas se cuenta sobre la industria azucarera cubana y la aparición del aguardiente y el ron como productos de esta. Hay, además, un área de toneles de añejamiento y se exhiben variedad de etiquetas y de envases de rones, desde antiguas marcas ya desaparecidas, hasta otras que perduran como el Ron Matusalén, el Ron Santiago, el Caribbean Club, el Ron Caney y otras.

Foto tomada de www.exceedingthedrift.com
Foto tomada de http://www.exceedingthedrift.com

Plaza Dolores:

Resulta uno de los más concurridos espacios del Centro Histórico. Tiene forma rectangular y es de modestas dimensiones pero sus frondosos árboles y confortables bancos le hacen un lugar preferido. Al centro se alza sobre un alto pedestal de mármol una estatua de cuerpo entero del independentista Francisco Vicente Aguilera, natural de la vecina ciudad de Bayamo.

Casas de la etapa colonial acogen en los alrededores a varios restaurantes y entre las más sobresalientes por su arquitectura se distingue la que ocupa el restaurante Matamoros. Una sala de conciertos, emplazada en una antigua iglesia, se encuentra justo al frente del parque.

Foto Carlos Manuel Ponce Sosa
Foto Carlos Manuel Ponce Sosa

Callejón del Carmen:

Ubicado paralelo a la popular calle Enramadas, entre las calles Santo Tomas y Carnicería. En  este pintoresco bulevar  se dan la mano la cultura, lo tradicional y lo popular.

En su entorno se encuentran importantes centros comerciales, restaurantes y bares como el Sindo Garay entre otros.

Foto tomada de Noticias de Santiago de Cuba
Foto tomada de Noticias de Santiago de Cuba

Plaza de Marte:

Aunque es también del período colonial, durante el cual formó parte del sistema de plazas concebidas para el desarrollo de actividades militares, hoy muestra una atmósfera más moderna, entre edificios contemporáneos de estilo ecléctico como el Hotel Libertad, entre otros.

En su interior posee varias construcciones conmemorativas, y de ellas, es de particular interés una alta columna rematada con el gorro frigio y la estrella de cinco puntas que también aparecen en el Escudo de la República de Cuba. Esta especie de monumento fue levantado para saludar el fin de la dominación española sobre la Isla.

Actualmente, al expandirse la ciudad, su meseta, constituye el centro geográfico de la urbe.

Foto tomada de www.masviajesdigital.com
Foto tomada de http://www.masviajesdigital.com

Cuartel Moncada:

Convertido en escuela el 28 de Enero de 1959, en uno de sus edificios opera un interesante museo histórico de 10 salas en las que se exhiben materiales, armas, textos e imágenes que recogen la historia de Cuba hasta las luchas de guerrilla en la Sierra Maestra.

Especialmente aparece recreada la acción del 26 de julio de 1953. El antiguo cuartel forma parte del Conjunto Monumental 26 de Julio, al igual que el Palacio de Justicia, la Escuela Normal, el Hospital Provincial Saturnino Lora y el Parque Abel Santamaría.

Foto J. Loo Vázquez
Foto J. Loo Vázquez

Balcón de Velázquez:

Excelente mirador de la ciudad y del puerto, ubicado en la calle Corona, no lejos del Parque Céspedes, y de camino al barrio del Tivolí. Fue construido a modo de revellín entre 1538 y 1550 por órdenes de Fernando de Soto, y sirvió para emplazar allí una batería con el fin de defender la ciudad.

Si bien de la instalación original apenas sobreviven unos muros que se integran a la instalación actual, el sitio es igualmente de gran atractivo, pues desde allí se alcanza a ver una de las mejores perspectivas de ese Santiago de Cuba que nace del mar ascendiendo sobre terrazas naturales, desde la propia orilla de la bahía.

Foto tomada de www.mattandbirgit.files.wordpress.com
Foto tomada de http://www.mattandbirgit.files.wordpress.com

El Tivolí:

Aún sin afeites, ni enlucidos, constituye un interesante sector residencial en la parte antigua de la ciudad. Se encuentra al suroeste del Centro Histórico y quien lo camine tendrá como experiencia haberse adentrado en los orígenes socioculturales de esta tierra.

En sus dominios el relieve accidentado deja ver con más nitidez que en ningún otro lugar de la ciudad esos altibajos que definen a Santiago de Cuba, si bien lo más importante es que este barrio constituye un foco de tradiciones culturales populares fuertemente enraizadas, y cuyos antecedentes se remontan al éxodo de colonos franceses provenientes de Haití, tras la revolución de 1791, quienes trasplantaron intactos hábitos, gustos y cultura, de los cuales hoy perviven danzas, ritmos, costumbres y claras influencias.

Foto J. Loo Vázquez
Foto J. Loo Vázquez

Calle Enramada:

Principal arteria comercial de la ciudad, la más concurrida  y transitada. En ella se puede apreciar el viejo esplendor de la ciudad con hoteles, cines, grandes almacenes y restaurantes.

Poetas y trovadores le han cantado a esta calle desde su nacimiento. A inicios nombrada Calle Ancha, la primera por donde pasaba la procesión católica del Corpus Cristo, en el tradicional recorrido de la otrora villa de Santiago de Cuba.

Foto J. Loo Vázquez
Foto J. Loo Vázquez

Museo de la Clandestinidad:

De camino a este lugar está la calle escalonada de 52 peldaños conocida como Padre Pico, no es la única, ni la más grande, pero si la más representativa y cargada de historia. El museo ocupa una espaciosa casa en la cima de una loma donde residió el intendente de hacienda de la ciudad.

Devastada por el fuego debido a un ataque revolucionario el 30 de noviembre de 1956, cuando servía de sede local de la policía del régimen de Batista, fue totalmente restaurada en 1976 y desde entonces abrió cuatro salas para el recuento del quehacer del Movimiento 26 de Julio en Santiago de Cuba.

Foto J. Loo Vázquez
Foto J. Loo Vázquez

La Alameda:

Tiene aproximadamente un kilómetro de longitud y fue construida para el solaz de la alta sociedad. En 1840 fue pavimentada con adoquines para mejorar el acceso a los almacenes, el edificio de aduana y otros, y más acá en el tiempo, abrieron allí clubes náuticos, modernos atracaderos y otras instalaciones afines.

Próximos se encuentran los muelles de la terminal internacional de cruceros con servicios variados para los vacacionistas.

Una bien surtida tienda de puros,  está del lado de tierra firme con área reservada para fumadores, un buen bar y humidor.

Dato curioso de esta arteria resultan los  4 nombres por la que es conocida, Ave.  Michelson,  Ave. Jesús Menéndez,  Ave. del Puerto y Alameda como es popularmente conocida.

Información tomada de HiCuba y editada por J. Loo Vázquez

Anuncios